miércoles, 30 de diciembre de 2009


El otro día fui al cine y la vi. Fue extrema, intensa. Una peli hilada con sensaciones, una tras otra. Me resulto muy emotiva. Preciosa.
Como representaba con monstruos (a mi modo de ver) las distintas caras de la soledad: violencia, autismo, prepotencia...

A todos nos hubiera gustado haber tenido una barca disponible rumbo a nuestro mundo de fantasía. Desde aquí se la recomiendo a todo el que lea esta entrada. Aconsejo ir acompañado, porque las sensaciones son mejores compartidas.

Tengo que reconocer que no lloré pero de casualidad, comenté al salir que lo llego a ver un par de horas antes o más tarde, y seguro que lloro con la emotividad que respira en la sala. Mi acompañante todavía se sonaba los mocos en el coche. Ella fue un poco a regañadientes, porque dice que sabía que iba a llorar. Al salir de la sala, tras pasarle el brazo por el hombro y besarle la sien, dijo: "la mejor película que he visto en mucho, mucho tiempo".

Me hizo gracia la relación que tuvo con "El Principito" y con lo que yo suelo escribir aquí: cada uno es el rey de su mundo.

Terapia


Casi todos los días procuro leer las entradas de mis amigos bloggeros/as y sus respectivos comentarios. No sé en qué entrada de Alhy vi un comentario de Pequeña Extraterrestre, le hablaba de la serie "In Treatment". Bien, pues tengo que decir, y en especial a ti Extraterrestre, que estoy MUY engachado. Ya no solo a las historias de los personajes, como Laura y Alex, sino a analizar a la gente.

Os parecerá que estoy loco, pero cuando hablo con alguien, detallo más las cosas, me fijo en su cara y sus palabras; hago más preguntas y más concretas. Busco significados de miradas y gestos. Ayer precisamente a Alhy le dejé un comentario describiéndole lo que me transmitía una foto (unas manos sujetando una taza de café caliente vista desde arriba), lo que me venía a la mente al verla era una charla con los amigos en una noche de invierno al lado de una chimenea, la charla me la imaginaba muy... mística, como hablando de las relaciones personales, los sentimientos a esas personas y todo eso.

Tengo ganas de tener una buena conversación con alguien que haga tiempo que no veo...o incluso que ni conozca.
Todo esto está fomentado más todavía por una cena que tuve el 25 de diciembre con antiguos compañeros del colegio. Había gente que no veía desde hace 8 años. Hablaba con ellos... ¡¡y me descubrí analizándolos!! Intentaba descifrarles el alma, descubrir si eran felices. Tengo que reconocer que disfrutaba haciéndolo, y sobre todo al contar mis teorías a los otros amigos.

Esto lo cuento porque me apetece compartirlo con vosotros, para nada en especial, no para que me analicéis ;). Aunque para mí, escribir en mi blog es como una terapia sin hora ni fecha con terapeutas voluntarios.

viernes, 18 de diciembre de 2009

Tuvalu


Érase una vez, un diminuto país que se encontraba en mitad del océano. estaba formado por varias íslas y eran pocos sus habitantes. No carecían de nada que les impidiera seguir evolucionando ya que las nuevas y lejanas tecnologías le dieron un golpe de suerte al país, cada tres meses el archipiélago de menos de 12.000 habitantes recibían un millón de dólares. Pero llegó un día en el que se tuvieron que ir y abandonar su tierra. Las islas eran tragadas por el mar. Se pudo evitar pero quienes pudieron evitarlo, no movieron un dedo.

Esto que acabo de contar a modo de cuento, no es sino, lo que se puede estudiar en los colegios de educación primaria dentro de apenas 40 años. Y todo ello causado por el cambio climático. Éste país es Tuvalu, un archipiélago en la Micronesia. El punto más alto del país apenas alcanza los cinco metros sobre el nivel del mar.

Su presidente, el Sr. Apisai Ielemia, en estos días es la Cumbre de Copenhague, intenta por todos los medias convecer a los jefes de Estado más poderosos del mundo, sobre a todo a EE.UU. y China para que se involucren más y rebajen sus emisiones de CO2 en al menos un 30 %. No se trata de ninguna campaña para salir en la prensa y que todo el mundo le alabe. Su país puede desaparecer bajo las aguas del Océano Pacífico antes del 2050.

Respecto a la economía, el golpe de suerte ocurrió en 1999, exactamente el día en que La Unión Internacional de Telecomunicaciones le otorgaba el dominio en internet .tv, lo que significó que todas las cadenas de televisón le comprasen el dominio. En la actualidad Tuvalu ha contratado a una agencia para que sea la administradora y gestora de tales negocios. Pese a eso, en la isla sólo existe un banco situado en la isla de la capital, y además solo se puede pagar en efectivo. Las tarjetas de crédito no existen en estas tierras que sin hacer nada, ven como los países (se supone que más evolucionados) van a causar su desaparición.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Javier en El País de Las Maravillas


A veces me siento como Alicia en El País en El País de Las Maravillas. Esto es así porque hay ocasiones en las que me siento un auténtico extranjero en mi planeta. No dejo de flipar con lo que hace la gente por un puñado de monedas, de como otra gente no tiene otra cosa mejor que hacer que ver en la tele, revistas o internet lo q le pasa a otras personas iguales que ellas pero que son famosas, que por cierto muchos de estos famosos lo son simplemente porque se dejan "la puerta" de su intimidad abierta, a cambio de unos minutos en antena.

Lo que sería La Reina de Corazones, no son más que unos jefes de estado reunidos en Copenhague vendiéndonos la moto de que están arreglando el mundo, cuando muchos de ellos a lo que han ido ha sido a negociar de cualquier manera un puñado de gases emisiones más al año...

El Conejo Blanco son aquellos infelices, a los que más de uno le han entrado ganas de darle dos bofetadas y gritarle que no deje de vivir la vida porque "el trabajo es lo primero".

En cuanto al Gato Risón, es como diría un muy amigo mío la "ratilla de campo" o el "gitanillo del asfalto", aquel al que le va bien porque sabe montárselo por sus propios medios, y que cuando va al supermercado mira de reojo el carro del de al lado para poder regodearse para sus adentros de que los yogures que tiene el otro son de marca blanca y no como sus cuajadas o natillas. Se creen los guías de muchos hombres o mujeres, se piensan mejores que otros. La verdadera risa es para el Neo de turno que supo desenchufarse de las máquinas incubadoras.

Los personajes de El Sombrerero Loco y La Liebre, son los triunfadores, los que en un principio todo el mundo acusa de loco, y luego son ellos los que tienen el poder del dedo acusador.

Los buitres paraguas (con mirada descofiada pero luego llorones) somos nosotros mismos, unos tipos duros y egoístas pero al fin y al cabo unos sentimentales de cuidado.

Los gemelos lunáticos, son los deseosos de demostrar al mundo todo lo que saben. Lo curioso es que nunca tienen a nadie al lado para recitarles sus historietas; se ven obligados a conformarse con el primero que pasa por su lado.

Puede que la impresión que de al lector sea de que yo soy el amargado, que aunque en ocasiones lo esté, no es el caso. Me siento como he dicho antes, el extranjero de este mundo loco.

martes, 1 de diciembre de 2009

Cuando la soledad te viene "sola"


Yo soy un niño de Mario Bros. Lo sé en el momento que volví a escuchar en un anuncio hace unos días su musiquita y el ruido que hace cuando te comes una seta.




Ya estaréis cansados de leerme escribir sobre la soledad y todo ese rollo, pero hay veces que te viene sóla (curiosa paradoja) y la necesitas, aunque sólo sea por unos minutos. Me explico: vuelves a oir una canción, tomas un dulce que devorabas con 10 años, ves una película por segunda vez después de años, pasas por esquinas o bares de una ciudad ajena en la que estuviste una ocasión con una persona especial... y sientes que todo eso eres tú. Mandas espiritualmente a todos los que están a tu alrededor a tomar por saco, porque ese momento que estás volviendo a revivir es solo tuyo, y aunque los mandes bien lejos, buscas a alguien que nos son ellos para comentar la jugada y decir "¿te acuerdas que bueno fue aquello?", pienso que esa persona que buscas eres tú. Y aunque resulte bastante jodido comentarte a tí mismo una cosa que tú estas viendo, oyendo o tocando con tus propios sentidos.


Este fin de semana he estado en Madrid con Bea y unos amigos que viven en Barcelona. No sé si habréis leído en la que comentaba que vivía entresemana allí. El caso es que todas las tardes después de trabajar, me duchaba y me ponía cómodo (todo un ritual vamos) para ir con mi música a dar una vuelta por Gran Vía, Malasaña, Fuencarral, etc. Volviendo a lo de este finde, cuando volví a pasar después de un mes por Gran Vía en distintas circunstancias,, todo un chorro de sensaciones me golpeó en la nuca, sensaciones que viví en esas mismas aceras yo sólo. Os prometo que fue algo reconfortante, como si una voz interior (rollo locutor de radio con la voz quebrada) me dijera: ¿Te acuerdas tío? Tú paseando por aquí, examinando a la gente de tu alrededor, escuchando Vetusta Morla, Morcheeba y compañía. ¿Recuerdas cómo disfrutabas?


Después de todas estas reflexiones que tan sólo llevan a haceros pensar por un minuto que os gustaría revivir, yo he llegado a la conclusión de que me compraré ese juego de Mario Bros, cuyos creadores muy astutamente han decidido ponerle la música de los de mi generación. Recuerdos para todos.

lunes, 23 de noviembre de 2009

¡Tu no sabes nada de la vida!


Ojalá supiera más. Aunque suene pedante, como si viniese de una persona que cree que le falta poco para saberlo todo en la vida, no es así, lo digo yo, y precisamente lo digo porque me falta mucho por saber de la vida. Ya no solo en el rollo místico-espiritual, sino de todo. Por ejemplo: he visto hace un rato una entrada de Kariz de Dalí y su movida con las hormigas, y es que podría decir que no tengo ni puta idea de él, sé lo típico: algún que otro cuadro como "El Tiempo" o alguna escultura como "El Huevo", pero me intriga el resto de él que no conozco como su forma de ver el mundo, y por eso quiero conocerle. Esto es un simple ejemplo de lo que siento en muchas ocasiones. Muchas veces creo que sé de historia, pero lo que pasa con la historia es que se repite: "no tengo ni puta idea". Sé ciertas nociones de momentos y épocas pero poco más.


El problema viene cuando de la mano de la curiosidad me sumerjo en libros, revistas, páginas webs,... y de repente me canso, me aburre, siento una pérdida de tiempo, porque podría estar haciendo... ¡Cualquier otra movida con la que pasará lo mismo!


En mi oficina me creo un superjefe de la informática, por lo general suelo ser el que arregla los problemas a los demás pero es que esto sí que es un país de ciegos y yo soy el tuerto pero con mucha miopía. A pesar de eso procuro creérmelo, que es más reconfortante.


Esto pasa con todo, con autores, el diseño de interiores, directores de cine, las banderas de los países, artistas, la historia del mundo, la cocina,...hasta en el trabajo me canso rápido de lo que hago.


A veces pienso que lo que realmente me gusta es la novedad, que entren ciertas cosas en mi vida por primera vez es lo que me gusta. Lo que sí que tengo claro, es que nunca me cansaré de viajar y de conocer paisajes, gentes y culturas distintas a la mía. Supongo que porque al fin al cabo, hay un mundo infinito de novedades ahí fuera.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Reflexiones nocturnas

Son las 1:50 y Zee Avi ambienta mi salón, su voz suena mucho mejor que la tele de fondo, mucho mejor. La luz de una lámpara, amarilla, le da calidez a la habitación. Zee es sólo interrumpida por algún aislado coche trasnochador y los hielos de mi copa cuando la inclino. La copa es de balón y de baileys.

Así como todos nosotros estamos formados por un enorme conjunto de pequeñas células, la vida se compone de pequeños momentos, como el que estoy teniendo ahora mismo. Podría ser desagradable, como seguro que hay gente que este mismo momento los está teniendo, mientras yo vuelco mi copa; lo cierto es que para mí, éste es un rato agradable, y perdonen mi egoísmo pero es que no me apetece pensar ahora mismo en la gente que lo está pasando mal. El gato acaba de unirse a esta solitaria fiesta, en la que sin ser invitado, es recibido con entusiasmo.

Como iba diciendo, me gusta más pensar en momentos agradables. Es curioso pero alguna vez que me he visto en una situación embarazosa o incómoda no me ha gustado en la gente que disfruta ese mismo minuto que yo estoy maldiciendo.

Pensando he llegado a una conclusión. Creo que la imaginación nada más que debería existir para pensar cosas buenas, para inventar chistes, fantasías sexuales o como hacer una fiesta sorpresa a una hermana. Sí, creo que eso sería de las mejores cosas que podría pasarle al planeta y la humanidad. Que la gente sólo piense en cosas buenas.

Por cierto, buenas noches a todos.

viernes, 13 de noviembre de 2009

El Hombre de los cinco móviles


Ya llego a casa, por fin podré coger por banda el mando de la play y echar unas partidas. El trabajo me agota y de una vez por todas es viernes. Observo que hay un vecino en el portal buscando la llave en el bolsillo mientras habla por el móvil, ese vecino no lo conozco y mira que somos pocos los que vivimos en este edificio.

Él tiene una edad media, treinta y muchos o cuarenta y pocos, ahí debe de andar... justo cuando me ve, está abriendo la puerta con una mano y colgando el móvil con la otra: buenas tardes; hola ¿qué hay?.

Ya en el ascensor, lo típico: ¿a qué piso va?; al tercero; ok, yo voy al cuarto.

De repente se saca de un bolsillo 3 móviles, uno bastante moderno (táctil, con una gran pantalla, etc), y otros dos a cada cuál más "cascado". Comprueba que no tiene nada nuevo: ni llamadas perdidas ni mensajes por leer. Los móviles vuelven al mismo bolsillo a la misma velocidad que saca con la OTRA mano del OTRO bolsillo... ¡¡OTROS dos móviles!! y vuelve a comprobar que no tiene nada sin ver en ellos. Qué barbaridad pienso, yo me agobio con dos móviles, y eso que apaga el del trabajo nada más acabar la jornada. Entro en el piso bastante sorprendido con la escena que acabo de contemplar, hasta que veo MI tele nueva con MI playstation esperándome tanto como MI vino. El mismo, que sigo disfrutando mientras escribo ésta inútil pero divertida entrada.

jueves, 5 de noviembre de 2009

MÚSICA


- ¿Sabes que Stripped de Los Rolling fue el primer CD que tuve?
- ¿Ah si?...pues la verdad es que dice mucho de ti...¿pero qué edad tenías?
- Pues doce o trece años, no recuerdo. No paré de oirlo, hasta que en el 2002 fui a verlos a Barcelona... fue algo único.- remató Javier con voz muy bajita y con los pelos de punta.

Y lo digo con la boca llena: VIVO LA MÚSICA, la mía, la tuya y la del vecino a las 3 de la mañana.
Javier, en una estación rodeado de gente
y por supuesto...con los cascos puestos

lunes, 2 de noviembre de 2009

EntreCatedrales


Ahora mismo estoy en Cádiz, mi tierra, aunque me gusta más decir "mi tierra y mi mar". Me encuentre entre las dos catedrales que tiene Cádiz, "La Vieja" y "La Nueva". La vieja es que como su nombre indica, la primera de ellas, además es muy pequeña para ser llamada catedral, casi como una iglesia normal. La nueva se hizo cuando con el descubrimiento de Ámerica, Cádiz se convirtió en el primer puerto de conexión de España con El Nuevo Mundo. Eso hizo multiplicar por 5 su población en apenas unos pocos años, llegaron mercaderes de todas la partes de Europa y del mundo, sobre todo vinieron genoveses. Los comerciantes más importantes de Cádiz tenían en sus viviendas una pequeña torre mirador para observar el horizonte en busca de los barcos que llegaban al puerto, y así poder ser los primeros en efectuar las gestiones. No solo competían entre ellos por las mercancías sino por demostrarles al resto de Cádiz que ellos eran los más poderosos, y eso lo hacían construyendo sus torres más altas que las del resto.

Cádiz es una ciudad que anhela su tiempo glorioso, tanto por esos años en donde Europa le miraba con recelo por su importante situación comercial, como por ser el único trozo de tierra que no pudieron invadir los franceses de Napoleón, y gracias a eso donde se pudieron celebrar Las Cortes de Cádiz, instaurando la Constitución de 1812, que entre otras cosas consideraban igual de españoles a los residentes en la península como a los de Iberoamérica.


Como dije al principio ahora mismo me encuentro entre las catedrales, concretamente en "Entrecatedrales", una plataforma levantada unos 2 metros de la acera, con vistas al paseo marítimo (apenas a unos 10 metros) y por supuesto al horizonte marítimo. Me acompaña la magnífica música de Glenn Miller. Son las 17:56 y es el momento en el que el Sol empieza levemente a ponerse rojizo para ocultarse.


miércoles, 28 de octubre de 2009

¡Feliz cumpleaños!


Aunque la publicación sea un poco mas tarde, es exactamente la 1:42 horas del 28 de octubre, el día de mi cumpleaños. Por eso escribo ahora, y además porque estoy flipando con el pedazo de regalo q me he hecho a mí mismo, un MacBook.

He pasado las 00:00 en casa de mi amigo. Ha sido una noche como siempre: reconfortante. Pocos minutos más tarde me llama Bea al móvil para darme las felicitaciones, a pesar de que debería estar en el concierto de Babel Veloso (el plan no salió adelante). Hablo con ella, y al cabo de un rato dejo la casa para dirigirme a la mía que se encuentra a escasos metros. En el ascensor recordé que ya era mi cumple, así que con la hora que era y después de hablar hablado con mi amigo y con Bea, no me quedaba mucha mas gente q estuviera despierta a esa hora. Ahora viene lo curioso, cuando me entraron ganas de llamarme por el móvil, muchos pensaréis que estoy loco pero es real como la vida. Así que como me resultaba un poco difícil hablar conmigo mismo por teléfono, decidí escribirme unas pequeñas líneas:

Veintiseis años, y la verdad es que no se puede decir que sigas como siempre, estoy orgulloso de ti y de la evolución personal (y profesional) que has tenido últimamente. Entre otras cosas has aprendido a esperar, y mira que tu eres muy loco e impulsivo, aunque eso es difícil que se te quite, y mejor que sea así. Si echamos la vista un poco atrás y pensamos en los últimos tres años por ejemplo, la evolución es brutal. Has tenido que vivir momentos realmente duros para una persona, pero también están los buenos, y eso tal y como está el mundo-planeta, es de agradecer. No es malo que cuando hables con una persona, te guste darte cuenta de que sabes más de la vida que él, y no me refiero en plan chico duro, sino a haber pasado momentos precisos en lugares exactos PERFECTOS y totalmente envidiables.

Me gusta que gente que hable contigo no se termine de dar cuenta de lo que tiene enfrente; me encanta que piensen que "no sabes nada", que seas un ñoño porque toma colacao por las mañanas en vez de café, y de que no siempre tengas ganas de beber cerveza. Eres bueno haciéndote el tonto, sobre todo porque la mayoría de las veces acabas saliéndote con la tuya con un estilo y una elegancia que poca gente se da cuenta.

Aunque no te guste que la gente se anote tus tantos y tus ideas, piensa que ellos saben perfectamente de quien viene ese tanto. Bueno, no te quiero entretener más, que es tarde y mañana tienes que madrugar (a pesar que sea tu cumple). Por cierto me encanta este tema que has puesto ("Wild Horses" de los Rolling), un temazo.

Me gusta que quieras tanto a tu gente, creo que es con cada uno de ellos es recíproco. Se espera un buen fin de semana, estoy deseando de que llegue el viernes, y de que puedas celebrar tu cumple con Bea en cualquier restaurante de comida rara, aunque luego os riáis confesando que no os gustó mucho la comida; que disfrutes de ella, de tu casa, (y de nuestros regalos, eje) y al día siguiente ya veras a tu familia y podrás felicitar en persona a tu hermana que en unos meses volverá a ser mamá. Desde aquí, te digo que me alegro mucho Arantxa, si es niño Javier le llevará a pescar en Cádiz ;) .

Bueno, buenas noches y un abrazo,

Firmado:

viernes, 23 de octubre de 2009

Dejaré que me des un SI por respuesta


Siempre he tenido un problema, desde que era pequeño. Nunca he sabido pedir favores, por culpa a una sensación mezcla de vergüenza, sentirme un caradura y de no querer abusar de la gente. Bien, pues hace unas semanas me terminé de leer un libro (el que haya entrado en mi blog por entonces lo sabrá), el libro se llama "El hombre que quería ser feliz". Se trata de una novela relajante, que tiene algo de autoayuda. En el libro, explica que por regla general, la gente que pide favores es más feliz que los que no saben, ya que acaban obtienen lo que quieren y los que no saben se frustran al no conseguirlo. Es curioso, porque la prueba a la que se somete el protagonista es que pida favores a gente que no conozca, pero además tiene que conseguir 5 respuestas negativas, lo cuál le resultará más dificil el ejercicio. Tengo que decir que le costó bastante conseguir un "NO" de un desconocido.
Este fin de semana me quedo en Madrid, ya que sube Bea a hacer un curso, mi intención era ir uno de los días al teatro, y esta mañana en la cafetería donde esta mi obra, salio el tema de las obras de teatro, yo comenté sin ninguna intención que quería ir a una pero no sabía cuál, a lo que la camarera (una mujer cerca de los 50, rubia, regordeta y con cara afable me comentó que ella iba mañana a una invitada por una amiga que trabaja en el teatro y me comento que si quería ir GRATIS que se lo dijese. La verdad es que me lo puso bastante fácil, y yo le dije que estaba aquí Bea también, que me daba apuro que patatín patatán. Se quedo ahí en el aire, al volver a la oficina de la obra, mire en internet la obra que echaban en el Teatro Lope de Vega, y vi que era "Spamalot", ¡de los Monthy Python! Me acordé de lo que relataba el libro, y me dirigi de nuevo a la cafetería dispuesto a pedirle ese favor, poniendole en un compromiso, ya que me dijo que dos sillas sería más complicado, ya que no solo era gratis, sino que también era a palco. Cuando me vio entrar por la puerta, se me quedo mirando sonriendo como sabiendo a lo que iba. Una llamada de teléfono, una conversación risueña ¡y listo! Gratis a un palco a ver a "Spamalot".
Hoy ya he cumplido el cupo de acciones buenas, y lo mejor de todo es que ha sido para mí.

jueves, 22 de octubre de 2009

¿Lo has pensado ya? Ahora disfrútalo


Hay cosas que dan DOLOR, exceptuando la gente que lo hace por PLACER, a esto se le llama masoquismo. y suelen ser dolores físicos. Si la definición se extendiese a cosas psicológicas, podría decirse que soy masoquista. Ahora me explico.
Todos sabemos que el tiempo cuesta dinero, y si durante ese tiempo se hace un ejercicio el tiempo cuesta más, trabajo = dinero. Si ganas X, tu objetivo será ganar 2X aunque requiera más tiempo. Yo reto al futuro y a las circunstancias que me envuelvan en él, para decir que llegando a una cómoda cantidad (y no hablo de un millón de euros al mes ni ninguna locura así), sabría decir que me quedaría así, sin querer más tiempo de vida trabajando. Es más, mi objetivo se dificulta cuando me planteo ganar más y dedicar menos tiempo. Ahora son las 15:24 de un 22 de octubre y estoy en el trabajo. He almorzado hace un rato, llevandome la última cucharada del postre hace justamente 28 minutos. Además hay que tener en cuenta de que llevo un rato sentado en la silla. Vale, es cierto de que si estoy escribiendo no estoy trabajando, pero consideremos una arriesgada responsabilidad que asumo el escribir durante un rato en mi "blog de notas". Todos pensaréis, que porqué estaré escribiendo todo esto, y os contestaré diciendo que hace un rato me he parado a pensar que haría ahora si no tuviera que estar aquí sentado. Teniendo en cuenta de que estoy en Madrid, por ejemplo me iría a leer mi libro a un parque con vistas al Palacio de Oriente, siempre y cuando esté bien abrigado y me de el solecito de por la tarde... mmmm, que gusto me da nada más imaginarlo; alquilaría películas de Jack Lemmon y Audrey Hepburn para verlas solo o con algún amigo y un buen colacao calentito, ¡sí, ese plan es bueno! Estoy empezando a emocionarme nada más que con pensarlo; ¡qué más, qué más!... Me iría andando a ver la exposición de bocetos de Norman Foster que hay en el centro mientras escucho mi ipod, si hicera eso me pondría mi sombrero que me compré hace un par de semanas y que tiene un toque de intelectual-vintage, ¡y ya quedo de jefe! ¡jaja!; otra idea increíble es la de pasear por la orilla de una playa atlántica con el solecito en la cara... ¡que gusto!
No sé si es bueno dejar volar tanto mi imaginación, porque me entran ganas de irme, me siento como una adolescente que tumbada en la cama besa a su novio y se debate en si llegar hasta el final o no...
Creo que ya ha estado bien por el momento, aunque no ha estado mal teletransportarme a esos lugares y ser el rey de mi tiempo. Puedo decir que hasta lo he disfrutado. Podría decir entonces, que el placer empieza en la mente. Os animo a hacerlo aunque sin "torturaros" mucho.
Es justo que termine el post confesando que he decidido inventarme una excusa y salir un ratito antes del trabajo.

martes, 20 de octubre de 2009

Si hablo...¡REVIENTO!


Muchos ya conoceréis la historia de los tres monos, otros simplemente les sonará el rollo de que cada uno se tapa algo. La leyenda es japonesa, y está represantada por estos "señoritos", cada uno con un nombre que son Kikazaru (no oye), Iwazaru (no habla) y Mizaru (no ve), que hacen referencia a un juego de palabras japonés, ya que saru significa mono.
  • Kikazaru: el sordo, utilizaba la vista para observar a todo aquel que realizaba malas acciones y la voz para transmitirselo a Mizaru.
  • Mizaru: era el mono ciego. No necesitaba su sentido de la vista, puesto que se encargaba de llevar los mensajes que le contaba Kikazaru hasta el tercer mono, Iwazaru.
  • Iwazaru: el tercero de los tres monos era el mono mudo, Iwazaru, que escuchaba los mensajes transmitidos por Mizaru para decidir la pena de los dioses que le caería al desafortunado y observar que se cumpliese.
Yo sin embargo, en ciertos momentos tengo que manterme en la ley, algo más frustrante, del:

VER,OIR Y CALLAR

viernes, 16 de octubre de 2009

Las Ciudades y Nosotros


Os cuento, era entresemana y me encontraba paseando por Madrid a eso de las 8 y pico de la tarde. Ya llevaba un rato, y al entrar en una zona empece a ponerme...como triste, añoraba ciertos momentos que pase en esas mismas calles, en esas esquinas y restaurantes. Esos momentos son los que viví con Bea cuando estudiábamos en Madrid, y la verdad es que la cosa cambia cuando uno se encuentra en el mismo escenario años después y solo.
Hace unas horas salí del cine, concretamente de la sala en la que proyectaban "Infectados", en un momento de la peli se oye una frase que viene a decir algo así: "Los lugares sin gente, son sólo lugares". Es decir, no hay vivencias, no hay anécdotas ni recuerdos... son sólo sitios, espacios.

Al final y al cabo, las ciudades, como "represente legal" de los lugares del mundo, para nosotros son una selección de momentos que vivimos en el pasado.

Sé que muchos de los que me leéis no estáis de acuerdo en eso de que sin los "nuestros" no somos más que esbozos de personalidad, así que quién quiera expresarse sobre este tema, estaría agradecido de que escribiese en los comentarios.

Mucho de Zipi y poco de Zape


¿No os ha pasado alguna vez que tenéis tantas cosas que decir que no sabéis por donde empezar y de una manera o de otra acabáis explotando? En un estado parecido me encuentro yo ahora mismo.
Y aquí estoy, en el sofá de mi casa, tomando una copa de vino (gracias a la oferta del supermercado que hay abajo de mi casa), escuchando a Norah Jones y con una luz bastante...agradable para la hora que es.

Ayer viajaba solo, y como el trayecto era de 3 horas acabas aburriéndote de escuchar música, leer un libro y al final no sabes qué hacer ya. En una de esas me quedé observando por el reflejo del cristal (con una nitidez asombrosa) como se miraba una chica en el mismo reflejo, no era especialmente guapa, un físico normal, pero me di cuenta de que se miraba a los ojos y se podía apreciar una leve sonrisa y una felicidad consigo misma bastante envidiosa; se gustaba.
Me gustó la escena: una chica aparentemente normal y del montón se mira en el cristal y se pregunta qué será lo que le hace ser tan maravillosa.

Todos tenemos algo que enseñar y mucho que aprender. Profesores de alguna asignatura y alumnos de la carrera de la vida.

viernes, 2 de octubre de 2009

¿Y no te dieron ganas de pegarte?


- ¿Tú crees que la gente nunca está agusto con lo que tiene?.
- Lo creo fervientemente... seguro vamos.
Así comenzó una charla más reparadora que otra cosa.
Una charla que si se organiza previamente, no sale mejor. El entorno fue exquisito, sentados en el suelo de la plaza de San Ildefonso en Malasaña (Madrid), con un par de latas de cervezas que te iban renovando los chinos que pululaban entre la gente sentada. La verdad es que se estaba agusto, pero el entorno era solo una pequeña parte, el resto lo hizo los temas de conversación, los puntos de vista, las risas que sonaban al unísono tras recordar viejas experiencias, como veía el uno al otro...
La conversación se empezo a poner seriamente interesante cuando pregunté sobre la felicidad y todo lo que conlleva. Confesé que muchas veces no sabía valorar lo que tenía, que no me paraba a pensar en la calidad de vida que tengo, y que no es cuestión de querer mejorar, eso es normal y bueno incluso, sino de no saber disfrutar de lo que YO tengo y soy. Frases reparadoras enderezaron un poco el rumbo de mi punto de vista de las cosas.
Para que la cosa no fuera monotona, o simplemente no nos aburriésemos, los temas fueron fluyendo saltando de uno a otro, como un niño a través de las barcas en un mercado flotante.
Fue justo ahí, en el preciso instante en que me vi con un hermano sentados en el suelo y con una cerveza en la mano, cuando tenía todo lo que quería.
Hay momentos en la vida, que te quedas estancado, como si estuvieras embobado mirando al infinito, y necesitas que alguien venga y te despierte.
Horas después, ya en Málaga, le comenté a Bea todo esto; le dije que en un momento determinado de la conversación, Víctor empezó a enumerarme todas las cosas que tenía, y que eran de envidiar por mucha gente. Le comenté que fue ahí cuando empecé a APRECIARLO todo, como cuando se enfoca el objetivo, y pasa todo de estar difuminado a nítido. Ella con una sonrisa espléndida, y a punto de empezar a beber un vaso de mosto, me dijo: ¿Y no te dieron ganas de pegarte?

jueves, 24 de septiembre de 2009

Momentos de Fuencarral


Creo que ya dije que entresemana me toca vivir en Madrid por cuestiones profesionales, y sino ya lo he dicho. Todos los días llego a la casa aproximadamente a las 8, me ducho (casi siempre a toda prisa), me visto con MI ropa (y no el disfraz de la buena apariencia del trabajo) y bajo a la calle a dar una vuelta, la mayoría de las veces conmigo mismo, algunas otras con mi ipod. Camino hacia el centro, y de repente ya estoy AGUSTO: voy por la calle a mi bola, cogiendo una esquina tras otra, y en menos de diez minutos ya estoy en mi salsa porque he llegado al barrio de Fuencarral-Hortalezas-Malasaña, despierto en plena caminata y mis sentidos comienzan a agudizarse captando todo tipo de escenas de la calle, ya no camino, paseo. Entro en algún que otro comercio, ojeo libros en una librería de segunda mano, me pruebo y compro ropa que creo que nadie tiene y mitad del paseo tengo una idea: me pillo una lata de cerveza y me siento en un banco a mirar... observo cosas que no veo en otro lado, una chica que apenas llega a los 2o años paseando a San Bernardo, un hombre vestido con un traje aparentemente caro riéndose con otro que lleva cresta y un chandal Puma con todos los colores del arcoiris... "aquí no me aburro yo" pienso, me pregunto si estaría agusto viviendo allí, lo tanteo dándose unas condiciones como la compañía o la distancia de la casa al trabajo. Tal vez sí, o tal vez me dure unos meses. Me gusta sentarme en el suelo de una plaza con algunos amigos tomando algo y hablar del partido de ayer o de la movida hondureña
Me paro en un escaparate de sombreros que vuelven a estar de moda después de 50 años, comercios auténticamente únicos y exclusivos, un restaurante etíope, un concierto en plena tienda para promocionar su nueva apertura con bajista y guitarrista en el escaparate. Capto escenas al vuelo como hombres cincuentones enchaquetados paseando de la mano, una chica que parece que posa apoyada en la fachada para mostrar su belleza al estilo vintage, carcajadas unísonas de un grupo de "urbanos" de todas las razas en la terraza de un bar que no ha cambiado la decoración ni el estilo en 30 años, una pareja de forzudos en la que uno le regala en plena calle al otro un reloj...

No sé si es que me fijo en cosas que los demás no ven o que simplemente el resto de la gente solo mira al infinito, pero el caso es que me gusta compartir todos esos momentos mágicos con los demás. Muchos de todas esas escenas las he apuntado en cuanto las vi para luego escribirlas aquí.

Buenas noches, y no olviden mirar por donde van ;)

lunes, 21 de septiembre de 2009

Las relaciones como arma de supervivencia


Recuerdo cuando estaba en la residencia de estudiantes (hace ya unos años) y veía en el comedor alguien comiendo solo, me daba una pena...; más que pena lástima, me compadecía de él. Me dolía ver a alguien colocando milimétricamente los platos de su bandeja a su gusto, con la servilleta siempre doblada por el mismo lado, erguido y con las piernas rectas, seguramente hacía eso porque no tenía otra cosa en que dedicar el tiempo que en ponerlo todo a SU gusto.

Pienso que las relaciones personales, ya sea entre dos amigos, un hermano y una hermana, una pareja nueva, etc, es el factor number one de la felicidad.

Cuando yo tenía un problema con mis padres, me ayuda llamar a mi hermana y hablar con ella.

Al igual que cuando estás de mal humor porque has tenido problemas en el trabajo te "mime" alguien diciendote "tranquilo tío". Recuerdo una frase bastante ñoña que se me quedo grabada de cuando iba a catequesis con 8 años: "La riqueza de una persona se mide por los amigos y no por el dinero que tenga", verdaderamente cursi pero aútenticamente real.

¿Habéis visto la peli "Naúfrago" de Tom Hanks? Si yo me quedase en una isla desierta, tendría miles de Wilsons, eso o me crearía un trastorno de personalidad bipolar. Necesito estar rodeado de gente, no me gustaría llegar un día a la puerta de mi casa y saber que por norma, no habrá nunca nadie al otro lado.

En definitiva esta reflexión viene a decir que sin gente a tu alrededor con quien relacionarte, a quien cuidar, odiar, compararte, amar, hacer reir, debatir, jugar... no eres nadie, simplemente un papel en blanco con algunos trazos de lo que pudiste haber sido. Tú tendras algo de tí en mí, y yo tengo algo de mí en mucha gente, eso me gusta.

lunes, 14 de septiembre de 2009

La pureza está en la mezcla


Eso cantaba "Jarabe de Palo". El otro día oí una noticia que me resulto bastante curiosa. Hablaba del ADN de los españoles. Resulta que tras un riguroso estudio se ha demostrado que nuestro ADN tiene un 20 % de judío y un 12 % de musulmán. No investigó otras culturas porque ya sería de locos, pero por ejemplo yo al tener una madre gallega, seguramente tenga algo de celta.

Es decir, que no hay pureza sin mezcla, ¿o vosotros qué pensáis?

P.D.: Como foto un anuncio de los de Benetton que promueve la igualdad entre razas.

lunes, 7 de septiembre de 2009

¿Cómo que no?


Eso respondí, una y otra vez. Parecía que no me cansaba de decir lo mismo cada vez que se lo preguntaba a alguien cercano. Yo no salía de mi asombro. No lo creía, ni podía entender que lo tuvieran tan asumido. La primera en quitarme tan utópico objetivo en la vida fue mi propia madre, curiosamente, la misma que me despertó de gran y relajado letargo de 9 meses para traerme a la vida real.

- Pero Javier, ¿¿no te das cuenta de que la felicidad 24 horas al día, 365 días al año no existe??-

Acepte que lo argumentara y aunque parecía lógico no me lo terminaba de creer.

Increíble, acudo a Bea y se lo comento en plan anécdota, como compadeciendome de mi propia madre, y al final fue la Bea la que se compadecio de mí.

- Y tiene razón.-

¿¿Cómo?? Ya acepté entrar en diálogo, pero que va, todo argumento que sacaba de lo más profundo de mis convicciones ella me lo derrumbaba en frases cortas y rápidas.

- Cuando eres feliz es porque lo has aprendido a valorar cuando lo has pasado mal, ¿no recuerdas las noches sin dormir estudiando y cuando estudiabas soñando con suspensos? ¿Se te ha olvidado que para irte de viaje, o simplemente tener vacaciones has tenido que trabajar, que ganártelo?

No acudí a filósofos ni psicólogos ni antropólogos, me valio con la opinión de ellas y mis amigos. Lo más gracioso, fue cuando me compararon con Alicia en El País de Las Maravillas.

¡De acuerdo! Cambiaré mi objetivo en la vida, me conformo con ser feliz las 23 horas del día, 364 días al año.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

Recurdos de La Cochinchina



Llevo 15 días desconectado (exceptuando minutos ocasionales). Es porque no he estado en mi casa, ni en el trabajo, ni en mi ciudad... por no estar no he estado ni en mi continente. Me fui de viaje a La Cochinchina (Vietnam) y he una de las conclusiones que he sacado es que creo que con la compañía adecuada podría vivir haciendo turismo de hotel en hotel, sin una residencia fija (aunque lo que uno necesite sea un rincón propio y fijo).
He visto muchas cosas que jamás imaginé como un hombre que sobrevive gracias a un puesto improvisado en la acera a base de un taburete de juguete y un bombín para inflar las ruedas de bicicletas y motos, todo lo que no tenía (como zapatos) le sobraba en años.
He visto la réplica de un momunento histórico de más de 1000 años. No pude ver la original porque fue derribado como castigo por unos europeos colonialistas al ser expulsados del país despues de 93 años en el país. Indigna.
He conocido tribus de lo más profundo del Vietnam. He hablado con ellos, me han enseñado sus casas, sus formas de vida y su entorno NATURAL a bases de rutas; todo solo por aceptar comprarle material manufacturado por ellos mismos.
He podido apreciar como a su gente, lo único que le molesta de los turistas es que no sonrían por la calle.
Me he sentido seguro a las 2 de la madrugada andando solo por la calle en un país donde apenas tienen para comer. Con la calderilla de mi bolsillo, viviría holgadamente una familia durante una semana. Te sonríen.
Arqueólogos vietnamitas me han invitado a pasar a las excavaciones al apreciar mi interés. No hubo palabras, solo gestos y sonrisas.
He visto la MAYOR maravilla del mundo: La Bahía de Ha Long. Un entorno natural compuesto por más de 2000 islotes que se pierden en el horizonte por los cuatro puntos cardinales, formadas por taludes de roca de hasta 70 metros y una exuberante vegetación en la zona alta.

Me encantaría sentarme con infinitas personas para contarle todo lo que sentido. Aunque aquello es para vivirlo.

P.D.: La foto está hecha por mi querida Bea.

Gracias por volver


Música triste, reflexiono, me veo, me pregunto, no sé que responder, no estoy agusto con nada. Siempre he sido optimista, buen rollo. Hace un tiempo que me amargo la existencia y la de los que me rodean. No me gusta ser así, no me gusta que me tengan que soportar cuando esté de mal humor.

Bea, Lola, Arantxa, Víctor, Ramón... me escuchan, me soportan las quejas y penas, me aconsejan y me ayudan. Hay quien lo pasa peor que yo cuando estoy mal, y sin "venir a cuento" llora porque sufre mucho que esté en un mal momento. Tengo trabajo y trabajo (importante diferencia), tengo amigos, algunos hermanos (que no son hijos ni de mi padre ni de mi madre), la mejor compañera de vida que jamás podría tener, madre que aconseja y reconforta.

¡Pero que me falta!

En un día, después de escribir aquí ayer, hablar con mi gente, andar por la Gran Vía de Madrid solo y reflexionando, me "he apuntado al Cambio Radical Espiritual" (programa televisivo que me acabo de inventar). Donde en vez de ponerme implantes leeré libros, en vez de cambiar mi peinado cambiaré el punto de vista de las cosas a uno totalmente inundado de positividad, a cambio de cambiarme la dentadura tendré paciencia conmigo. Más que cambiar, quiero y seré el de antes.

Gracias por volver Javier, enjoy your life.

miércoles, 12 de agosto de 2009

¡Sí! ¡Eso es lo que quiero!... ¿o no?


Yo tampoco sé que quiero en mi vida. Y digo "tampoco" porque el raro es al que le ha salido bien la jugada desde el principio, la jugada de saber que quieres ser en la vida, prepararte para ello y conseguirlo. Algo que suena tan básico, y que mucha gente (yo el number one) cree que tiene en su poder y que se esfuma al ver un anuncio en la televisión, leer una hoja de un libro o al escuchar una conversación ajena en una terraza en una noche de verano, eso es, de repente ¡boom!, te ves vistiéndote una mañana para ir a trabajar con una motivación rotundamente cero, o te ves viviendo en una ciudad que sabes que no es tu sitio y que no lo será nunca... llega un momento que dices ¡ya!, y... o bien tienes un buen plan que has debido de estar rumiando durante meses o incluso años (rollo preso preparando la fuga) o te la jugas al todo por el todo. Sabes que lo suyo es buscar tu hueco en el mundo, tu felicidad de 24 horas y no unas pocas al día. Yo ni siquiera sé si esto es lo mío, tal vez tenga que darle tiempo. Ojalá tuviera las ideas tan claras como cuando era chico, que quería ser paleontólogo para buscar dinosaurios, eso sí que es una vocación.

Bueno, me han venido bien estos últimos 20 minutos del trabajo para escribir esto, ahora creo que lo mejor será una cervecita en una terracita.

¿Y tú? ¿También te estás sintiendo rara?

martes, 4 de agosto de 2009

En Paz con La Tierra

Ahora, que está atardeciendo, me encantaría estar en un trocito de tierra en mitad del océano, tumbarme en la orilla y contemplar la puesta de Sol. Estoy convencido, que a lo largo de la historia de la humanidad ha existido alguna civilización ya olvidada, en la que se disfrutaba de éste momento del día tan mágico.

Hay playas, como en Ibiza o Cádiz (mi tierra), donde la gente se reúne para disfrutar de una puesta de sol mientras se bebe por ejemplo un mojito. Concretamente, en la playa de El Palmar en Cádiz, la gente que apura los últimos rayos de sol se mezcla con los que ya han ido a su casa para cambiarse de ropa y vuelven con bebidas y comida para disfrutar del festival que ofrece el Sol todos los días a esta hora. Allí, en cuanto empieza el atardecer comienza una fiesta todos los días improvida en la que intervienen hasta los niños, la gente aplaude, canta y toca algunos intrumentos mientras se mira sonriente, al haber descubierto un momento mágico, olvidado por el estress del día a día, protagonizado por el Sol y el horizonte del mar.
Presenciar y vivir eso es increíble, es como... si el hombre hubiera hecho las paces con La Tierra.

miércoles, 15 de julio de 2009

La vida es una historia interminable (y la imaginación)


¿Habéis visto alguno "El Curioso Caso de Benjamin Button"? Yo sí, y tiene una secuencia (no sé si está bien dicho) que es de las mejores que he visto. Hace un estudio de todas las cosas insignificantes que acaban provocando un hecho importante. Tampoco quiero dar muchos detalles porque habrá quién no la haya visto y quiera descubrirla por sí misma.
Un ejemplo de lo que cuenta es algo así como si yo dijese que Jorge (persona ficticia) perdio un metro porque se le olvido el móvil en caso y tuvo que coger uno más tarde donde conocería a la que se convertiría en la mujer de su vida.
Lo he reducido mucho, porque en la peli relata una serie de circunstancias (al menos cinco) que provocan un situación, fruto total de la casualidad.


Por cierto, ¿alguno cree en la casualidad? ¿y en el destino? Hace muchos años leí en "El Mundo de Sofía" una reflexión sobre la casualidad, enumeraba hechos fortuitos que justificaban nuestra existencia por la casualidad (por ejemplo) de que todos nuestros antepasados no sufrieron ninguna enfermedad mortal o murieron en una guerra antes de tener un descendiente que con el paso de generaciones (fruto también de la casualidad) provocarían nuestra existencia. A mí me gusta pensar en los hechos frutos de la casualidad que provocaron que mi padre invitase por primera vez a mi madre, ¿y si ese día mi padre hubiera estado enfermo, o se hubiese demorado más de la cuenta tomando una cerveza con un amigo? Pues igual hubiese provocado que yo no naciese, y por tanto vosotros no estuvieses leyendome, y por tanto estaríais haciendo otras cosas como aprendiendo a entender a una persona, o pensando en como ayudar a una amiga, que de lograrlo ella lo celebraría con una fiesta en la que os invitaría y conoceríais a vuestra alma gemela... Se me va la imaginación.

Acabo diciendo que a mí me parece algo no solo bonito, sino divertido. Si es que al final las cosas son "sí porque sí, y ya está".

viernes, 10 de julio de 2009

Ahora mismo


Esta entrada no tiene otro fin que relatar el momento que me engloba.
Hace un par de semanas comenté que me quedé sin televisor ( se estropeó) y ahora tengo uno prestado, y la verdad es que las noches vividas con mi "no televisor" me han debido de enganchar porque desde que he llegado de Madrid aún no lo he encendido. Escucho mi música y eso me llena, tanto que cuando hay silencio, mi cabeza no deja de deleiltarme con estribillos pegadizos.
Una botella de vino hace que el momento pase de ser bueno a muy bueno, y una pizza hecha por mi a "noche única con uno mismo".
Canto canciones de Vetusta Morla, Zahara y Ximena Sariñana, mientras se enfría una cuña de pizza en una mano, y en la otra mantengo una copa de vino que baila el culillo de vino con mi suave baile.
Soy una persona que siempre necesita estar rodeado de gente, de tener alguien a quien contarle anécdotas estúpidas o hacerle preguntas de la vida y lo cotidiano. Pero ahora mismo, me encuentro solo, y para estar agusto no necesito a nadie.

Lo mejor de todo (y esto lo digo mientras suena de fondo los Beatles) es que me da la impresión de que soy feliz, y digo "creo" porque no hay nada que me haga sentir lo contrario, permitidme que borre lo anterior... lo mejor de todo es que soy feliz y me encantaría que todo aquel que lea esto sienta lo mismo.

jueves, 2 de julio de 2009

Mi chaise loungue


En mi salón hay una chaise lounge y a mí me gusta estar ahí, mejor dicho aquí. Está adherida al sofá, y hoy me he dado cuenta que siempre que me voy a sentar o tumbar ha de ser en ella, si me despisto, me levanto y me tumbo en la chaise lounge.

Hace un momento tuve un momento perfecto, lo que definió hace unos dias mi amiga blogera Kariz como una flow experience, literalmente lo explicó como "momentos en los que te encuentras total y absolutamente absorbid@ por una actividad, olvidándote de todo lo demás, incluido tú mism@". Fue escuchando la canción "Copenhague" de Vetusta Morla. Cuando estaba acabando la canción me di cuenta de que no estaba en el chaise loungue, y pensé "¡tengo que tumbarme en ella y ponerla otra vez!". Pero entendí que yo disfruté ese momento sentado como una persona normal, en forma de cuatro, y no habia nada malo en ello, y que pude saborear ese momento como si tuviera un bombón derritiéndose en mi boca.
Me estoy malacostumbrando a necesitar cosas banales, que no tienen ninguna importancia, y a considerarlas casi vitales. ¡¿Por qué tengo que necesitar estar tumbado en la chaise lounge para estar bien?! ¡Me niego!

Por eso, cuando llevaba media entrada escrita, tomé conciencia de lo que escribía y me recoloqué en una silla de madera. Buenas noches.

martes, 23 de junio de 2009

El Videoclub

Son las 9 y media de la noche y Jorge acaba de entrar en el nuevo videoclub de al lado de su casa. Es un poco raro y no parece que lleve abierto sólo un día, no hay nadie y está demasiado oscuro para lo que es un comercio de ese tipo.
- Hola, buenas noches- saluda con una sonrisa Jorge.

La chica que está detrás del mostrador levanta la vista de su libro de Agatha Christie, le sonríe y le contesta unas "buenas noches" con una voz que resulta bastante dulce.

- Quisiera alquilar una película.
- Muy bien, elige la que más te guste y me preguntas qué tal es.
- mmmm...bueno, vale, pero... ¿me tendrás que hacer una ficha o algo no?- dice con una media sonrisa, creyendo que al ser nueva se la había pasado.
- Pues me parece una buena idea, a ver, dime tu nombre.
- Jorge Salado.
- Con el nombre me vale, ¿qué tipo de cine te gusta?

Jorge empieza a flipar un poco, y decide seguirle el juego, porque le empieza a resultar divertido, y principalmente porque la chica le parece interesante, con un rollo de bibliotecaria bohemia que le resulta bastante atractivo.

-Me gustan las películas en las que ganan los indios- le contesta Jorge.
La chica lo apunta, y dice -algo más te tendrá que gustar, ¿no?-
- Supongo que sí... ¡Me gustan las buenas películas!
- Pero eso no vale, tienes que decirme un tipo, todos los géneros tienen buenas y malas películas. Además las que son buenas para tí, a mí me pueden resultar aburridas y viceversa. ¿lo entiendes?
- mmmm...sí, bueno, ¿te digo la dirección de mi casa y los demás datos que te harán falta para la ficha?- Dijo Jorge un poco intimidado por la forma de ser de la chica.

- De momento no. ¿Tienes mascota?
- Sí.
-¿Perro?
- Sí, un perro sin raza que se llama Pulgón.
- Me gusta el nombre. ¿con quién vives?
- Con dos compañeros de piso.
- ¿y con Pulgón no?
- eee...si claro, Pulgón también vive con nosotros- responde con tono jocoso.
- ¿Son amigos tuyos tus compañeros?
- Bueno, en realidad somos amigos desde que tenemos memoria.
- Eso está bien.
- ¿Téneis alguno novia?
- Sí, mis dos compañeros.
- ¿Vas a ver la película sólo?
- Pues sí. Bueno en realidad Pulgón también la verá, pero supongo que a ratos.
- Perfecto.
- Pues mira, de indios que ganan a los vaqueros no tengo. ¿Pero qué te parece si vemos "El Apartamento"? Yo invito a la película y tú a la cena. - le invita la chica, con unos ojos verdes vidriosos y una sonrisa de anuncio de pasta de dientes.
Jorge sin dejar de fliparlo, sonríe y le dice "Acepto tu propuesta".

lunes, 22 de junio de 2009

¿Con qué te basta?


Con nosotros solos nos basta y nos sobra. Eso le dije ayer a mi "hermano" Víctor después de pasar el fin de semana con él en Madrid. Somos amigos desde los 4 años, y como ya dije antes, con nosotros solos nos basta y nos sobra para pasar buenos momentos. El 70 % del rato que pasamos juntos, reímos. El 30 % restante filosofeamos (no sé si está bien dicho así pero se entiende).

Hoy estoy en mi casa, me espera una larga semana sin compañía en casa, y la tele ha dejado de funcionar este mediodía. Almorcé sin tele mirando al infinito y con la tele encendida dando destellos de vez en cuando (no podía aceptar que la tele dejase de funcionar así por las buenas). Llegó la hora de la cena, y más o menos lo tenía bien montado, tenía unos capítulos de Lost esperandome en el portátil. Cociné con la música puesta (Love of Lesbian, la barra lateral del blog no miente, jeje), y estaba más que agusto, tenía mi música y llevaba el ritmo de cocina que me apetecía (lento y tranquilo). Llegué al sofá y el portátil me esperaba ya encendido en el asiento de al lado. Pero no lo cogí. Me dejé llevar por la música tan magnífica que oía (esta vez Ben Harper) y por la cena que con tanto cariño me había preparado para mí mismo.
Cerré los ojos y esbozando una sonrisa, pensé que igual también me valía conmigo mismo para pasar buenos momentos. Buenas noches a todos y que tengan dulces sueños.

jueves, 18 de junio de 2009

Carta a mi amigo


Hola Juan, hace meses que no hablamos, y la verdad es que ya no me importa mucho. Lo que realmente me preocupa y me pone triste es que tendrá que ser así para siempre.
Te fuiste el dos de octubre del año pasado, y no han pasado muchas cosas desde entonces. Rodri y Juanito empezaron a trabajar, Rodri en Londres y Juanito en Sevilla, no ha podido coger una plaza de la especialidad que quería y ha optado por hacer un añito médico de familia en Sevilla mientras se vuelve a preparar el M.I.R.. Fer sigue en Milán, le renovaron hace unos meses el contrato y está contento, aunque estoy seguro de que está deseando empezar a trabajar para una compañía española, quiere volverse y poder estar mas tiempo con Susana. Víctor, sin mucha novedad desde entoces, sigue en Madrid trabajando y con su máster. Este fin de semana estaré con él. Por último Gonza en León, no te puede decir mucho de él porque hace semanas que no hablo con él, lo último que sé es que se fué de viaje con amigos de la carrera a Tailandia, y que se lo pasó muy bien.
Por mi parte, me he cambiado de casa. Me hubiera gustado haberte recibido en Málaga. Por aquí las cosas no cambian mucho, el trabajo está complicado, porque no hay obras. No sé si me mantedrán el puesto o el sueldo íntegro durante mucho tiempo, pero yo sigo aguantando, llegando todos los dias puntualmente, y haciendo como el que tiene mucho trabajo para no levantar la liebre, digamos que para que no sea descaro. Con Bea mejor que nunca la verdad, aunque (supongo que como todas las parejas) hemos tenido nuestros momentos. Ahora estoy estudiando arquitectura interior y diseño de interiores, pero por mi cuenta con libros que me compro y cosas que me bajo de internet. El padre de Bea me ha comentado que quiere amueblar la cocina de un apartamento que tiene y quiero ayudarle, y además se está planteando reformar la consulta que tiene en Tenerife, y echarle un cable en eso me resulta atractivo, la verdad. Creo que es una rama que me gusta mucho, al menos por lo que estoy viendo. En agosto nos ha invitado a Bea y a mí a irnos con ellos dos semanas a Vietnam, estoy muy entusiasmado con la idea.
¿Y tú Juan, por que te fuíste? Y además sin avisar. ¿Qué se te pasó por la cabeza? Nadie lo entendimos. Fue, es y seguirá siendo para todos nosotros un golpe muy duro. En tu despedida te llegué a odiar por no habernos pedido ayuda. Hubiera hecho de cosas para que no te fueras... Podríamos habernos ido de viaje sin cerrar el billete de vuelta. Lo que te pasase se hubiera arreglado tan rápido...
Tu noticia me la dio Fer cuando estaba en la puerta del trabajo, apenas duré 5 minutos en la oficina, cuando me vieron y les conté lo que habia ocurrido me dijeron que me marchase y me fui con Bea del tirón a Cádiz a reunirme con Juanito y Fer. El "encargado" de decírmelo era Víctor y el pobre no tuvo fuerzas para hacerlo, no sabía cómo contármelo.
Tu caso, junto con la pérdida de mi padre hace ya un par de años, y los pequeños problemas que tengo (que no son más que los de todo el mundo) me están pasando factura. No sé exteriorizar las penas, hay veces que quiero llorar y no puedo, y eso jode. Estoy intentando "hacer el duelo".
Me acuerdo mucho cuando tú, Víctor y yo fuimos a pescar en Cádiz. A veces pienso que esos momentos pasaron para que tuviera unos bonitos recuerdos contigo.
¿Acaso no se hubiera arreglado pasando unos días todos juntos y hablando las cosas?
Estoy haciendo un esfuerzo para ver más que antes a esta gente. Con Juanito estoy quedando mucho. Sin ir más lejos este finde estuve con él en Sevilla. También ví el Madri-Barça con él, por cierto enhorabuena eh? Vaya añito habéis tenido, ¡triplete! Pero ahora se os va a acabar el chollo eh? El Madrid ha fichado a Kaká y a C. Ronaldo, y va a por Villa y Cesc. ¡Va a ser la caña! Por cierto, el Cádiz ha subido a segunda, ha quedado campeón de 2ª B. Lo malo es que el Xerez ha subido a primera, un añito teniendo que ver sus goles en las noticias. En fin... supongo que esas son las cosas sin importancia pero que nos hacen llevar mejor la vida.
Me gusta pensar que ahí arriba estas con mi padre, él te tenía un cariño muy especial. Asi que dale un abrazo de mi parte. Un abrazo para tí también. Hasta la próxima carta Mahonny.

lunes, 15 de junio de 2009

Arreglando el mundo


He pasado este fin de semana en Sevilla. Fuí para asistir al concierto de Zahara que dio en la sala Fun Club. Pero además de eso, tambien fuí para estar con mi amigo Juanito. Somos amigos desde hace muchísimos años, desde que éramos unos mocosos. A mí me gusta su forma de ver la vida, aprovecha cada momento al máximo. Es médico y tiene mi edad, 25 años.
Almorzamos juntos ayer domingo, y la sobremesa consistio en "arreglar el mundo". Esto no quiere decir que nada mas que hablamos de cosas malas y de sus remedios, tambien analizamos a nuestro modo de ver el mundo en general. Todo empezo cuando recordamos el momento en el que España gano la Eurocopa el verano pasado, pero la conversacion no iba de futbol, sino de como unio aquel fabuloso momento a todos. Me decia que era increible ver a unos chavales de "Las 3000 viviendas" (barrio humilde de Sevilla) abrazandose a unos pijos de "Los Remedios" (barrio de gente acomodada de Sevilla). Le parecia bonito, me decia que no se insultaban ni se agredian, al reves, se abrazaban y por un momento eran los mismos. Tambien hablamos de un articulo que lei en una revista de un turista en Barcelona, que odiaba el futbol. Lo curioso de la historia es que sin saberlo le coincidio el viaje con la final de la Champions League, en la que jugaba el Barcelona y podria hacer historia al ganar tres titulos el mismo año. El hombre comentaba que cuando marco el Barcelona él se encontraba en la calle, y todo el mundo salió de las casas y de los bares gritando y dando botes, comentaba que no pudo resistir la emoción que a él también le envolvéa, no pude frenar las ganas de abrazar y besar a un anciano de ochenta y tantos años que tenía los ojos vidriosos de la emoción. Debió de ser un momento...increible.
Luego vinieron temas menos alegres, como el cambio climático, nos itercambiabamos datos y se nos ponía los pelos de punta. Comentábamos especies que desaparecerán de aquí a unos años; me dijo que el Amazonas, por culpa de la tala indiscriminada de árboles ha dejado de ser el pulmón del mundo, y ahora son los bosques siberianos. Eso llevó a comentar los terribles momentos por los que están pasando los indígenas del Amazonas peruano. Vimos fotos en internet de indígenas con arcos y flechas por Lima reivindicando sus derechos y recibiendo todo tipo de tratos discriminatorios. Hablamos de la energía nuclear, de casos clínicos que había tratado en el hospital, de que le tenía que hacer un CD con mi música, del delicado momento por el que estoy pasando en mi trabajo, de su viaje por Argentina y Chile durante 2 meses,...
Curiosamente, cuando me despedí de él, tuve la extraña sensacion de haberme vaciado, como un desahogo. Hacía tanto tiempo que no tenía conversaciones de este tipo con alguien que casi se me había olvidado mi propia opinión de las cosas. Olvidé que me encanta cuando me empiezan preguntando "¿tú qué opinas de...".
Pienso que yo soy mi opinión del mundo, opino que la ropa que mejor me sienta es la que llevo, como también opino que los mejores libros son los que he leído, leo y leere, que la música que oigo es la más bonita, etc...
Como dijo una amiga "bloguera" y cito textualmente: Para llegar a la real igualdad hay que reconocer que existen diferencias y al abarcar esas diferencias lograremos políticas de equidad y más importante cambios culturales de reconocimiento mutuo por ser los mismos sujetos de derecho.
Le dedico esta entrada al pueblo iraní, que está pasando como muchos otros países, por unos momentos difíciles.

jueves, 11 de junio de 2009

Payasos


Este lunes he estado en Barcelona. A eso de las 8 de la tarde me encontraba en el asiento trasero de un coche parado en un semaforo. De repente observo como un par de payasos (payaso y payasa) autenticos, con sus narices rojas, pelucas de colores, bombines, zapatos inmensos y pantalones de colores chillones con tirantes, corren por la acera para cruzar por el paso de peatones mientras el semaforo estaba en rojo .
La payasa termina de cruzar la calle, pero el payaso debio de darse cuenta de algo que no le gustaba en el coche que se encontraba en el sentido contrario, se trataba de un hombre enchaquetado, gordo, calvo, hablando por el movil y sobre todo serio. Eso lo tenia que arreglar el, para eso estaba el. Paro en seco justo delante del coche y empezo a bailar saltando de un pie a otro, mientras sacaba tres o cuatro naranjas de una bolsa y las tiro al aire para hacer el tipico numerito. Todas se le cayeron al suelo a la primera. El señor del coche paso de estar serio a sorprendido y de sorprendido a soltar una carcajada. Debio de gustarle mucho porque le levante el pulgar en señal de "buen rollo". El payaso con el semaforo ya en verde le saludo con el bombin y termino de cruzar.

Al dia siguiente en el avion de vuelta, lei en una revista un pequeño articulo sobre un "payaso sin fronteras" italiano. Contaba anecdotas que le ocurrieron mientras se encontraba con los damnificados por el grave terremoto registrado en el centro de Italia hace unos meses. Se me ponian los pelos de punta. Cuando llego a la zona de acampada de los damnificados, le costo "hacer su trabajo" hasta que se acerco a una anciana de noventa y tantos años. Al cabo de media hora estaban cantando canciones super antiguas a "grito pelao", los que se encontraban alrededor se reian y se unian al cante. Aquello debio de ser increible.

Al que no haya visto Patch Adams se la recomiendo fervientemente. Vera la bonita historia de un payaso, que relata un hecho real.

No solo me encantan los payasos sino que odio cuando la gente utiliza "payaso" como insulto.

jueves, 4 de junio de 2009

Momentos de mi vida


Una familia viaja en coche de noche, el niño sentado atrás, lleva un rato observando a la Luna, hasta que acierta a decir: "mamá, ¿por qué la Luna nos sigue?", a lo que la madre responde "porque nos quiere mucho hijo". A continuación el padre no hace más que asentir levemente la cabeza y esbozar una sonrisa.

Dos amigos del alma, casi hermanos, están en silencio bebiendo cerveza y fumando tumbados en la playa de su ciudad, serían las 2 de la madrugada. Uno dice "tú crees que hay gente viviendo en la cara oculta de la Luna", a lo que el otro responde "me gusta pensar que sí".

En un grupo de amigos muy unidos, uno de ellos se suicida. El resto se reune para llevar juntos esa dolorosa pérdida y poder hablar de lo sucedido y de él; no se lo esperaban. Tras unos segundos incómodos de silencio, uno pregunta "¿creéis que fue feliz?, el mismo amigo del diálogo anterior, responde "me gustaría pensar que sí".

Un chico está viendo la tele con su novia unas noticias de las atrocidades que comete el ser humano al mundo animal, y pregunta entre enfurecido y depecionado "¡poque nos creemos la especie elegida!", la novia con un tono lineal y sin dejar de mirar la tele le responde "porque tenemos pulgares".

Un grupo de 4 amigos atraviesa Marruecos en coche, están en lo que ellos llamaban el Marruecos profundo, estaba atardeciendo, y se encontraban serpenteando carreteras entre montañas y campos. Un amigo al ver que se acercaba la noche y les quedaba cerca de 150 km para llegar a Fez, le dice al que conduce "tío písale un poquito que está atardeciendo y estamos en mitad del campo... ¡en Marruecos!". El que iba de copiloto sin dejar de mirar por la ventana, se encontraba descalzo con las piernas encima del sapicadero y con la cabeza apoyada en el reposacabezas, y respondio "pues no te pierdas este momento, disfruta el paisaje que es precioso".

En todos estos momentos, había un personaje que se repetía. Igual que ahora, que yo he escrito esta entrada y vosotros la estáis leyendo.

miércoles, 3 de junio de 2009

Reflexión de un momento conmigo mismo


Depende del día, pero hay algunos en los que te levantas y estas tan agusto contigo mismo que todo te resulta más fácil.
El otro día me encontraba cocinando la cena escuchando musiquita (Jamie Cullum concretamente, que transmite muy buen rollo), y oí como alguien entrada en el portal de abajo y por la hora (y porque hay muy pocos vecinos en el edificio) supe que era Bea, que tenía que estar al caer. Lo oí todo: como se cerraba la puerta del portal, como subia los dos peldaños y activaba el ascensor, luego como se abria la puerta en nuestra planta y como rebuscaba las llaves en su bolso para despues abir la puerta del piso. Mientras oía todo eso, yo me paré a pensar, me imaginé como sería si yo fuera ella (pero sin dejar de ser yo), y entrase en el piso y me encontrase conmigo mismo cocinando tan calmado y feliz, con esa músiquita tan relajante sonando en el salón con la escasa luz de una lamparita...el caso es que me gustó esa extraña sensación. Fue... como bonito...me hacía ilusión encontrarme conmigo después de un largo día de trabajo. Y aunque parezca una tontería, las condiciones en las que me encontraba en ese momento, me transmitían mucha paz y confort.
Supongo que es lógico, porque hago las cosas que yo quiero cuando quiero y porque quiero. Todos los que estéis leyendo esta reflexión igual os parecerá un sinsentido, pero a mi me gusta. Es algo bonito y bueno que hago, porque me hace sentir agusto conmigo mismo, que es la base para ser feliz.
Así que a partir de ahora, cada vez que oiga a un vecino pedir el ascensor, pensaré que soy yo y que voy a entar en casa a encontrarme conmigo mismo, y me gustará ver que lo que estoy haciendo en ese momento, aunque esté con todo apagado y mirando al techo, es lo mejor porque lo que realmente importa es que me gusto a mí mismo tal y como soy, porque yo soy yo y mis circunstancias.
Gracias por abrir mi blog, a mí también me gustó leerme.

lunes, 1 de junio de 2009

Sabores


Todas las mañana salgo del garaje direccion al trabajo a eso de las 07:50. Para hacer mas ameno el camino escucho Radio3 (estoy enamorado de esta emisora), a esa hora emiten el programa "Hoy Empieza Todo", y me han brindado una cancion que me ha alegrado la mañana. Nada mas llegar al trabajo he buscado en internet a la cantante y la cancion en youtube para escucharla de nuevo, y por lo que se ve ¡esta es mi mañana de suerte! He encontrado una version de ella con Carlos Jean mas bonita.
Ok, dire de que cancion estoy hablando, la cantante es Zahara y la cancion se llama "La Habitacion". El caso es que la cancion tiene un estribillo bastante...interesante...."...el tiempo en esta habitacion, sabe a vino...", algo asi. Entonces me ha hecho pensar en eso de que el tiempo tiene sabor, y a ella le sabe a vino en una determinada habitacion; y de que si el tiempo tiene sabor lo tendran mas cosas que yo no me he parado a saborear, como el viento, tu cancion favorita, un libro antiguo o por supuesto, un beso.
Yo creo (y digo creo porque desde esta reflexion no he tenido la oportunidad de pararme a saborear) que el viento sabe a salado, esta era facil, porque mi ciudad esta en el mar y hay mucho viento, de hecho cuando has paseado por la playa durante un atardacer de viento, y te relames como un gato, saborearas el salitre que se te ha quedado en la piel, y a mi me gusta; un libro antiguo amarillento, podria saber a huevo frito con patatas fritas con un par de dientes de ajos rajados, no se como he podido llegar a esta conclusion pero me ha resultado divertida.
La risa de una persona que esta cerca tuya y no conoces, seria como beber de un vaso enorme (casi florero) de cocacola con mucho hielo; el sexo a veces a chocolate otras a miel, dependiendo de si es mas fisico que sentimental. Que te hagan una pregunta interesante y algo comprometedora sobre ti, creo q me sabria a fresas con nata y un poquito de caramelo fundido encima, porque tiene un poco de amargo y otra de dulce, es decir, por un lado te da verguenza responder pero por otro te da morbo responderle y ver cual es su reaccion, las fresas con nata gustan mucho.

¿Y vosotros a que creeis que saben las cosas que la gente piensa que no sabe a nada?

jueves, 28 de mayo de 2009

Faro, luz para cuando la necesites

A mi me gustan los faros. Apreciarlos es algo que aprendi de una persona muy especial. Me resultan magicos, cuando llego a algun sitio como El Hierro, tengo la sensacion de que el faro ya me esta esperando, como si fuese lo primero que tuviese que hacer...como un compromiso.
Llego a ellos y me relajo, igual es porque estan mirando siempre al mar, y como ya sabeis, a mi me relaja. ¿Puede ser que este tan en paz consigo mismo que proyecta sobre mi esa armonia y tranquilidad? Me gusta pensar que si, lo hace mas magico todavia.
Ademas es algo que no pierde encanto con el clima, es decir, me resultan igual de interesantes con pleno sol, que nublado o con niebla.
¿Sabiais que hay faros de luz y otros de oscuridad? La diferencia esta en el intervalo entre destellos.
Como decia Jorge Drexler en la cancion, "no es la luz lo que importa, en verdad son los 12 segundos de oscuridad".
Por cierto, el faro de la foto es de Argentina, se construyo en 1884 en la Isla de los Estados. El faro recibió el nombre de "Faro del Fin del Mundo" debido a la novela que escribio Julio Verne (Le Phare du Boute du Monde. Dc.1905). Era la única luz que tenían los navegantes en el mar austral. También era la última referencia antes de lo desconocido, la Antártida.
Un faro está allí para cuando alguien lo necesite, da luz, ilumina el camino, ayuda a los que están perdidos, desorientados. Por lo tanto es luz, punto de referencia, ayuda y guía a la vez.

miércoles, 27 de mayo de 2009

Esa vieja cancion


Igual a vosotros tambien os ha pasado. Hay veces en las que uno se encuentra solo escuchando una cancion, una que la considera suya por cualquier circunstancia, porque le recuerda a un viaje con una persona especial, a aquella ocasion cantando en el coche a grito pelao y hartandote de reir con los amigos, o por como la descubriste.
Hay dias a la semana que los paso solo en la casa, y mas de uno me he puesto el "modo aleatorio" en el ordenador y cuando suena de repente ESA CANCION (que aun el ordenador le esta quitando el polvo despues de tantos años sin sonar), dejas lo que estas haciendo, cierras los ojos lentamente y se te escapa una timida sonrisa que delata tu bienestar contigo mismo. Te sobra el mundo entero, porque durante los tres minutos que dura la cancion, eres feliz. Perdonen la comparacion pero es como una reproduccion hermafrodita, te basta y te sobra contigo mismo. Yo desde mi despacho de la oficina, despues de haber disfrutado mis tres minutos de paz interior, os invito a hacerlo. Que pasen un feliz dia.

martes, 26 de mayo de 2009

Gente con suerte


La hay, y todos pensamos que no somos nosotros hasta que nos toca. Tengo una amiga, que mando un unico sms a un sorteo de la radio, donde rifaban un viaje a Mallorca en barco desde Barcelona, con camarote y todo, y le toco. En ese momento, yo ya tenia la "suerte" de poder decir: "que si, que si tocan esas cosas, yo tengo una amiga que mando un sms y le toco".
Pues bien, la cosa es que el viaje es para cuatro personas, dos estaban claro, ella y su novio, uno de mis mejores amigos. Pero...¿y los otros dos? Por lo que se ve uno recoge lo que siembra, al menos me gusta pensarlo, porque yo fui el que recibio la llamada de la suerte. Pensaron en Bea y en mi, y nos han invitado. Asi que el proximo viernes 5 de junio, me ire en avion a Barcelona, y ¡cogeremos el barco rumbo a Palma de Mallorca!
Es el precio que tengo que pagar para no volver a decir nunca mas, que yo no tengo suerte. Y creo que me parece un buen trato.

lunes, 25 de mayo de 2009

Va de ladrones


El dia que Bea y yo arreglamos lo nuestro, entro un ladron en casa, y eso fue ayer dia 24 de mayo de 2009. Asi es, real como la vida misma, de repente sin esperarlo me vi frente a frente con el.
Rondarian las 4 del mediodia yestabamos viendo la television, cuando me entraron ganas de ir al baño. Acaba de entrar en el baño cuando empece a oir unos ruidos en mi dormitorio, yo pense que el gato estaba haciendo una de las suyas, ya que de vez en cuando le da por tirar la ropa del armario al suelo. Cuando entro en mi dormitorio, me encontre a un hombre totalmente ajeno a "mi vida" en mi cuarto, al lado de mi cama, por lo que se ve acaba de entrar por la ventana. Fueron 2, tal vez 3 segundos de shock en los que nos quedamos mirando la cara uno al otro totalmente en silencio. Cuando te ves amenazado, tu instinto animal reacciona, y puede reaccionar de dos maneras, enfrentarte a la amenaza o huir de ella. Mi instinto opto por enfrentarse. Comence a gritarle y me dirigi hacia el, estaba asustado y su instinto opto por huir de su amenaza, que era yo. No se como, pero ya se encontraba de pie en el vierteaguas de la ventana cuando llegue a su altura, fue en cuestion de segundos lo que tardo en salir. Comenzo a bajar, y hubo un momento, un instante, el que se me paso por la cabeza empujarlo, seria una caida de unos 7 metros, creo que a el tambien se le ocurrio, por eso se me quedo mirando a los ojos con cara de asustado. Llamamos a la policia y dimos parte de lo ocurrido. Hace unas horas he estado en la comisaria y le reconoci rapidamente en una foto, ya lo habian cogido. Ayer entro en 4 casas.
Permitanme que me crea el heroe de esta historia, pero me hace ilusion.

Día de África


Hoy África celebra su día. Por eso me gustaría escribir algo sobre este continente. Es el más pobre del planeta, y posee unos recursos naturales envidiables. Muchas veces me paro delante de un mapamundi y veo las rectísimas líneas que separan las fronteras de sus países, es algo increíble de verdad. ¡¿Cómo es posible, que un día se reunieran países del primer mundo para dividir y repartirse el continente?! La verdad es que no me cabe en la cabeza.
África encabeza los peores resultados de las estradísticas de estudios sobre infancia, acceso a agua potable, violencia... Un dato bastante preocupante (y digo preocupante porque no me sale otra palabra más intensa): Según el estudio Social Watch a este ritmo, África subsahariana no alcanzará un nivel aceptable en educación, salud e igualdad hasta el año 2353. Por si fuera poco, la actual crisis económica mundial podría sumir a 53 millones de personas más en la pobreza en los países en vías de desarrollo, la mayoría, de nuevo, en África, según los datos del Banco Mundial.
El Día de África que se celebra el 25 de mayo, recuerda la fecha en la que los líderes africanos reunidos en 1963 en Addis Abeba acordaron la creación de la Organización para la Unidad Africana, hoy Unión Africana. Organización que por cierto, no sé dónde leí o escuché, que se estaba planteando seriamente la creación de una moneda única para todo el continente.
Me gustaría que algún día, si tengo hijos, pudiesen viajar a cualquier país de África sin temor ni miedo, y poder conocer las bellezas, que por el momento a nosotros nos están vetadas.

Monstruoso


El sábado por la noche vi la peli "Monstruoso", un poco mierda pero bueno, era para pasar el rato. Trata sobre algo "monstruoso" que arrasa Manhattan. Se desarrolla todo en cámara en mano por uno de los chicos, eso te hace meterte un poco más en la piel de los protagonistas.
Para decir la verdad, lo que me hizo verla fue que estaba dirigida por los guionistas de "Lost", y tengo que reconocer que soy un auténtico seguidor de la serie, algún dia escribiré algo acerca de Dharma o algo de eso.
Lo más curioso de todo es que en un momento de la pelicula, dejan constancia de todo lo que estan viendo y viviendo, y para ello empezaron diciendo el dia que era... ¡¡pues coincidio que era sabado 23 de mayo!! ¡El mismo día que yo estaba viendo la película! Fue algo...¿gracioso?. No me cagué de miedo pero la verdad es que me dio un poquito de respeto la coincidencia. Ahora que me fijo estoy viendo desde mi ventana algo raro moverse por la pared de ese edificio...

domingo, 24 de mayo de 2009

El problema está en mí


Resulta que después de tantos años estudiando para conseguir una carrera y un trabajo, no sé quién soy ni qué quiero en la vida. ¿Es gracioso verdad? Es una situación en la que podría perderme en una habitación, porque no me encuentro. Vivo en una ciudad y no estoy agusto, cambio radicalmente de ciudad y al poco tiempo, sigo sin encontrarme agusto. Termino una carrera, consigo un trabajo (algo que es oro en esta época y una profesión como la mía, que pertenece al mundo de la construcción), y sigo sin satisfacerme. Debe de haber algo que me falte, como a un niño que no deja de dormir y lo que necesita es una vitamina.
Tengo que buscar en mi interior qué quiero para mí, y tomar la decisión que sea (otra cualidad que me falta en ciertos momentos). Esto me va a resultar complicado, poque nadie dijo que fuera fácil, pero lo conseguiré. Llegará un momento que sepa quién soy y qué quiero en la vida.
Siento haberos utilizado de "psicólogos", pero me resulta más fácil decir estas cosas a desconocidos que a mi mejor amigo.

jueves, 21 de mayo de 2009

Tu y yo...¿lo somos todo no?

Siete Almas



Al que no la haya visto, se la recomiendo.
Seguramente esto lo lea gente que no le haya gustado o que no le vaya a gustar, pero a mi me encanto. Trata sobre las "personas buenas". Un premio anonimo a algunas buenas personas. No quiero extenderme mas, porque yo la vi sin tener ni idea de que iba (que creo que es como se deben ver las peliculas) y me encanto. Por tanto, aqui lo dejo. Ya me direis que os parecio.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Pequeños placeres


Los pequeños placeres son los que mueven el mundo.
Todas las mañanas me levante a las 07:18. Justo cuando suena el despertador ya estoy pensando. Mas que pensar, lo que hago es buscar en mi cabeza alguna motivacion para levantarme, que pueden ser cosas insignificantes como por ejemplo, estrenar una prenda, mirar cuando llegue al trabajo si me ha llegado un mail que llevo dias esperando... Eso lo hago para levantarme de la cama. Pero cuando estoy a disgusto, como cuando no estoy comodo en el trabajo, pienso en otro tipo de motivaciones, que ya queda menos para la paga extraordinaria, un viaje que hare dentro a los dos meses, etc etc. Para mi (aunque a alguno le resulte una tonteria), esos pensamientos son los que me hace llevar mejor ciertos momentos del dia.
Volviendo a los pequeños placeres, pienso que son los que te hacen feliz. Como una reunion de amigos; contarle algo gracioso a tu novia y que se ria; una ducha caliente despues de llegar mojado a casa; meter la mano en un saco de cafe en grano (eso le gusta a Amelie); explotar burbujitas de aire; estar solo con tu musica tirado en el sofa; la comida de tu madre cuando llegas a casa; desayunar tranquilamente al solecito; despertarte por la noche y ver te quedan aun 4 horas de sueño;........

lunes, 18 de mayo de 2009

No más coches


Muchos ya sabéis que el Estado ha aprobado una ley de ayuda para comprar coches, a partir de hoy la compra de un coche tiene un descuento de 2000 euros (financiados por el Estado). No sé si creen que es necesario decir algo más despues de ver esta foto... No me gusta meterme en política pero a quién quieren ayudar? ¿al ciudadano? ¿o a los concesionarios? Está claro que el medio ambiente, de momento, no es algo que quieran ayudar. Si la gente no tiene trabajo, no tendrá dinero para comprar un coche, por mucho que le puedan rebajar. El coche es para desplazarse, por tanto que potencien el transporte público, como por ejemplo regalando bonos de transporte a la gente que se encuentre en paro, y que promuevan más el transporte ecólogico. Si el Estado tiene tanto dinero para regalar, que invierta en carriles bici, en tranvías o en autobuses de hidrógeno.
Sólo digo mi opinión, y como es mi blog estoy en mi derecho.