jueves, 3 de junio de 2010

Cualquiera me ve andando por la calle y no verá nada, cualquier compañero del trabajo me ve en la oficina y no verá nada, algún que otro amigo me verá de marcha y no verá nada...pero en mí hay muchas cosas ahora.

4 comentarios:

Soñadora compulsiva dijo...

Es fantástico leerte lleno de ilusiones :) Nunca encuentro tiempo para dedicarlo a leer vuestros blog's (y eso que ahora tengo más tiempo que nunca)... Pero lo bueno de eso, es que al volver y leer varias entradas atrasadas, ves la evolución... Y hoy aquí veo mucha... Quizás no diría esto si fueras más explicito, pero este texto, cortito lo dice absolutamente TODO.

Javier dijo...

Muchas gracias Soñadora. Llevaba mucho tiempo sin escribir en el blog, y ayer por la noche, al ponerme, empece escribiendo esto hasta que dije "no escribas más, así esta bien"... Sabes? con tus primeros comentarios pensé q me conocías de algo...curioso no? Gracias por comentarme, un beso!

Anónimo dijo...

"Goza de la libertad que ahora sientes pues con tus pasadas entradas de literatura reflexiva estabas en una jaula...ahora con las palabras simples dicen todo lo que eres...como dicen: vale más el silencio que mil palabras"

Javier dijo...

Hola Anónimo, no sé si leerás esto algún día, pero me gustaria que supieras que cuando te leí un escalofrío me recorrio la espalda. Lo de la jaula...en fin...gracias por leerme.
Te mando un abrazo