jueves, 17 de junio de 2010

Yo antes... bueno, hablemos mejor de ahora


Me creí capaz de oir Radiohead y me equivoqué, me vino a la memoria tu cuarto de Madrid con el sol entrando por el ventanal, mis post-it en tu ventana pequeña... Es más duro.
Éste es un sms que le acabo de escribir a mi exnovia. Como veréis no he tenido malos recuerdos, eso es imposible.Hemos compartido nuestas vidas durante 6 años. Para mí mucho tiempo, mucho tiempo porque lo es; y más cuando has vivido momentos que te marcan para toda la vida, y cuando recuerde esos momentos, la recordaré.
Ahora trato...bueno no, tratar no es la palabra...lucho cada día con crear mi propio espacio, y no sólo eso, sino de quererlo también y estar agusto. He comprado por internet esta tarde desde el trabajo 4 pósters para colgar en el salón y en mi cuarto, algunos de ellos los he querido siempre pero no he tenido la ocasión. Ahora sí, todo lo que hago es por y para mí...me obligo a ser egoísta. Porque pensando, he llegado a una conclusión: resulta que me encuentro en una ciudad en la que prácticamente no tengo amigos (conocidos no significa, amigos) y en la que cada vez que tengo que hacer algo me las tengo que ingeniar para cuadrarlo en mi estricto horario de trabajo; si yo no cuido de mí mismo...¿quién lo hará? Y he decidido, no cuidarme, sino cuidar de mí. Darme esos pequeños placeres que son los que dan la felicidad. Y que haré todo lo que yo quiera, siempre que quiera. A veces es fácil y divertido todo eso, pero otras veces, te lo dificulta una bombillita que se enciende en tu cabeza cuando pasas por un restaurante, por una esquina, cuando escuchas una canción, ves un programa de televisión,... o peor aún, cuando ves un objeto que en algún momento fue compartido...aunque sea un cuchillo de cocina.
Empiezo a ponerme triste y no me lo puedo permitir (y menos en la noche), así que he decidido por mi bien, acabar esta entrada.
Buenas noches.

4 comentarios:

Soñadora compulsiva dijo...

Un día leí que se necesita la mitad del tiempo que duró una relación para recuperarte de ella...
Es una chorrada...
Puedes recuperarte de una relacion larga en 10 días o pasarte la vida entera llorando una relación de 3 meses...
Y que es realmente recuperarse de una relación?
Cuando dejas de llorar? O cuando dejas de vincular, momentos, escenas, objetos con la persona en cuestion...
Porque si es eso, pues yo creo que jamás podré recuperarme de mis relaciones...
Tengo un ritual...
Guardo todas la cosas que los demas tirarían, como entradas de cine, tikets de restaurante, billetes de metro,conchas, servilletas, piedras... incluso tengo una pequeña amapola seca :)
Las voy guardando en una cajita y cada 31 de diciembre me paso una buena hora mirando lo que tengo y pasando todos esos "recuerdos" a una caja grande... Para empezar el dia 1 de enero con mi cajita vacia para llenarla de nuevo de recuerdos...
La unica regla es no volver a abrir la caja grande hasta el año siguiente...
Y así comprobar que los buenos recuerdos siguen provocando sonrisas y los malos ya no duelen...
Pero realmente no importa la situación en la que estoy ese 31 de enero... con pareja o sin ella, con trabajo o sin el, con salud o sin ella, feliz o no... No importa siempre que abro esa gran caja y que reencuentro los recuerdos de hace 1 año, las sonrisas vuelven al instante, pero tb las lagrimas...
Creo que nada ni nadie, ni siquiera el tiempo es capaz de currarlo todo...
Y tampoco quiero que lo haga... Aunque es verdad que el dolor parece algo realmente malo, yo no quiero que desaparezca para siempre porque eso significaría que todo lo vivido perdió importancia! No quiero de ninguna manera hablar de mi vida como si fuera la vida de otra persona, quiero ser hoy lo que era ayer, y creo que es la unica forma real de ser fiel a uno mismo...
Y si un tenedor es capaz de arrancar unas lagrimas es porque lo superficiel de las relaciones se convirtió en algo muy profundo y solo así podemos "vivir con ello"
Sigue cuidandote, es la unica manera que tienes para sonreir de nuevo... :)

Un abrazo enorme y perdona por el rollazo jajaja

Javier dijo...

Antes q nada muchas gracias Soñadora, por escribirme, de verdad, y más gracias te tengo q escribir por escribirme mucho! jeje...nada que perdonar, y ningún rollazo. Me gusta ese rollito de las cajas, suena bien, tienes q ser una persona interesante. Tienes razón, todas nuestras relaciones acaban formando parte de nosotros...nos educa por decirlo de alguna forma. Supongo q todo es cuestión de tiempo no?
Un beso muy fuerte, y de nuevo, te doy las gracias por escribir.

Olive dijo...

Hola Javier, tus palabras me han conmovido porque estoy en una situación muy parecida a la tuya. Entiendo perfectamente esa necesidad de ser "egoista" por una vez, sólo preocuparte de ti, darte tus caprichos y hacer lo que antes no podías. Es duro empezar tu vida de nuevo, es duro afrontar todas las cosas desde un punto de vista que no te habías planteado. Yo lo pienso cada día. Cada día recuerdo a aquella persona que me ha acompañado tanto tiempo, es lo que tu dices, una canción, un olor, un lugar... si realmente ves que las cosas no tienen arreglo y no hay marcha atrás, lo único que puedes hacer es seguir adelante, siempre adelante. Apoyarte en los que te quieren es la solución, ocupar el tiempo todo lo que puedas e intentar ver el lado positivo de las cosas. Por lo que he leído en tu blog, lo que te falta no es optimismo sino un poco de energía para llevar adelante todos tus planes, así que ánimo... te lo digo yo que a veces me puede el desaliento. Un beso.

Javier dijo...

Olive, ha pasado un tiempo desde tu comentario, espero que ahora tengas más energías y que no te fallen las fuerzas a la hora de levantar la cabeza y mirar al frente.
Al final, todo esto de los olores, canciones y demás son cicatrices, experiencia, educación. Nos hacen más fuertes.
Un beso fuerte!