jueves, 25 de agosto de 2011

El Negocio del Siglo


Tumbado en su cama, medio aburrido, tiraba su pelota de tenis hacia arriba para volver a cogerla al siguiente segundo; mientras, sonaba de fondo "Misread" de "Kings of Convenience". Se aislaba del mundo pensando en cosas, nada en concreto, hasta que de repente... aparecieron en su mente una serie de hilos que unieron unos pensamientos: IDEA BRILLANTE.

Jorge abría los ojos hasta ya no poder más... se le dilataban las pupilas, su corazón se aceleró hasta 150 pulsaciones por minuto. Sus ojos, todavia en el infinito empezaron a moverse de un lado a otro mientras se incorporaba en la cama. Empezo a esbozar una incrédula sonrisa hasta que soltó una carcajada de lo más adentro de su alma.

"He decidido ayudar al mundo. ¿Cómo? Con un negocio de por medio, mis clientes serán personas que quieran ser felices, o también, a modo de regalo, hacer felices a terceras personas. Se estudiaría cada caso individualmente, de forma detallada y distinta del resto. Contarán su vida, hablarán de las personas de su entorno, relatarán sus problemas, sus posibles soluciones si lo creen conveniente... y yo, Jorge Arcadio Buendía, les haré felices, poniéndoles los medios para que sean felices. Sólo cobraré el 7% de todo lo que me den para yo poder hacerles felices.

En los casos, se harán viajes, cambios de residencia, estudios de cursos, carreras e idiomas, cenas románticas, búsqueda de artículos de colección, contrataciones de niñeras, emplead@s de la limpieza, destrucciones de televisores, meetings de viejos amigos, ejercer de terapeuta, afiliaciones a ONG's... Hacer feliz a la gente que no lo es, y quiere serlo, yo les ayudaré".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hahaha, que ocurrencias las tuyas!

susipop dijo...

Del tirón!!es el mejor negocio del mundo!!!!