miércoles, 27 de febrero de 2013

¿y tú en qué eres inteligente?

¿No lo sabías? Pues si no lo sabes tú, no lo sabrá otra mucha gente... ¡Atención! ¡Activen las alarmas en todo el planeta! Eres bueno en algo. Hay algo querido lector que se te da a las mil maravillas, aceptalo como tu arma, es tu inteligencia.

Muchos dirán y habrán aceptado erróneamente que no valen para nada, que son mediocres, y que se tienen que conformar con lo que tienen, y eso, queridos desconocidos, es triste, sobre todo porque no es verdad, y están desaprovechando su vida, malgastando sus horas en una oficina con luz blanca y fría.

Hay quién conquistó países utilizando su inteligencia, hay quién inventó teorías físicas y matemáticas con su inteligencia, HAY quién gano Copas del Mundo de algún deporte con su inteligencia; y todos ellos, igual de listos, pero con distintas inteligencias. ¿Cuántas? Hasta el momento se resumen en ocho.

La inteligencia lingüística proporciona la capacidad para saber entender las palabras en la lectura, la escritura y, también, para hablar y escuchar, es decir hablar y escribir eficazmente. William Shakespeare o Hitler.

Pero hay quienes no sabe leer "Cien Años de Soledad" e inventa fórmulas financieras o teorías de cálculo de estructuras metálicas utilizando su inteligencia lógica-matemática. Albert Einstein o Stephen Hawking.

En cambio, persona que tiene inteligencia espacial, combinando ciertas habilidades específicas podría acabar siendo el mejor arquitecto del mundo, un artista que cree estilo o un publicista responsable de ingresos multimillonarios en una marca de bebida gaseosa. Picasso o Cristóbal Colón.

Sin embargo, hay quien posee un tesoro para los oídos del resto, y es la inteligencia musical, hay ciertas áreas del cerebro que desempeñan papeles importantes en la percepción y la producción musical. Éstas, situadas por lo general en el hemisferio derecho, no están localizadas con claridad como sucede con el lenguaje. Ray Charles o John Lennon.

Por otro lado está la inteligencia corporal cinestésica, responsable de los mejores regates capaces de levantar a una nación del sillón saltando de alegría. Es la capacidad de usar el propio cuerpo con gran precisión, como Michael Jordan o Charles Chaplin.


Pero a continuación viene mi favorita, y es la interpersonal. No es necesario mucha explicación, basta con decir que es la responsable de saber llegar a los sentimientos del que tiene enfrente. Sirve para trabajar con gente, ayudar a las personas a identificar y superar problemas. Un buen ejemplo de esta inteligencia es Martin Luther King u Oprah Winfrey.

En contraposición (si se me permite) está la intrapersonal, es decir, de alguna manera sería la interpersonal pero con uno mismo. Permite el acceso a la propia vida emocional, la capacidad de efectuar discriminaciones entre ciertas emociones y, finalmente, ponerles un nombre y recurrir a ellas como medio de interpretar y orientar la propia conducta. Como Sigmund Freud o Platón.

Está el caso de Muhatma Gandhi, quien combina tanto la intrapersonal como la interpersonal.

Tan peculiar como la musical, está la naturalista, la última de todas y posterior a "Las Siete Inteligencias de Gardner". Su campo de observación más afín es el mundo natural, donde pueden reconocer flora, fauna y utilizar productivamente sus habilidades en actividades de caza, ciencias biológicas y conservación de la naturaleza. El más claro ejemplo es Charles Darwin.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Como siempre, gracias. ¿La tuya cual es?

J J dijo...

Y más que nunca, de nada Anónimo. Yo creo que desgraciadamente no destaco en nada. Si tengo que elegir, diría que la intrapersonal es la "más desarrollada". ¿y tú?

Anónimo dijo...

Al igual que tu intento encajar en alguna. Por cierto, me ha encantado la reforma del blog ;)

David Orell dijo...

Una entrada muy optimista y muy Inteligente! gran trabajo! lo comparto por ahí..
Saludos!!!