lunes, 15 de junio de 2009

Arreglando el mundo


He pasado este fin de semana en Sevilla. Fuí para asistir al concierto de Zahara que dio en la sala Fun Club. Pero además de eso, tambien fuí para estar con mi amigo Juanito. Somos amigos desde hace muchísimos años, desde que éramos unos mocosos. A mí me gusta su forma de ver la vida, aprovecha cada momento al máximo. Es médico y tiene mi edad, 25 años.
Almorzamos juntos ayer domingo, y la sobremesa consistio en "arreglar el mundo". Esto no quiere decir que nada mas que hablamos de cosas malas y de sus remedios, tambien analizamos a nuestro modo de ver el mundo en general. Todo empezo cuando recordamos el momento en el que España gano la Eurocopa el verano pasado, pero la conversacion no iba de futbol, sino de como unio aquel fabuloso momento a todos. Me decia que era increible ver a unos chavales de "Las 3000 viviendas" (barrio humilde de Sevilla) abrazandose a unos pijos de "Los Remedios" (barrio de gente acomodada de Sevilla). Le parecia bonito, me decia que no se insultaban ni se agredian, al reves, se abrazaban y por un momento eran los mismos. Tambien hablamos de un articulo que lei en una revista de un turista en Barcelona, que odiaba el futbol. Lo curioso de la historia es que sin saberlo le coincidio el viaje con la final de la Champions League, en la que jugaba el Barcelona y podria hacer historia al ganar tres titulos el mismo año. El hombre comentaba que cuando marco el Barcelona él se encontraba en la calle, y todo el mundo salió de las casas y de los bares gritando y dando botes, comentaba que no pudo resistir la emoción que a él también le envolvéa, no pude frenar las ganas de abrazar y besar a un anciano de ochenta y tantos años que tenía los ojos vidriosos de la emoción. Debió de ser un momento...increible.
Luego vinieron temas menos alegres, como el cambio climático, nos itercambiabamos datos y se nos ponía los pelos de punta. Comentábamos especies que desaparecerán de aquí a unos años; me dijo que el Amazonas, por culpa de la tala indiscriminada de árboles ha dejado de ser el pulmón del mundo, y ahora son los bosques siberianos. Eso llevó a comentar los terribles momentos por los que están pasando los indígenas del Amazonas peruano. Vimos fotos en internet de indígenas con arcos y flechas por Lima reivindicando sus derechos y recibiendo todo tipo de tratos discriminatorios. Hablamos de la energía nuclear, de casos clínicos que había tratado en el hospital, de que le tenía que hacer un CD con mi música, del delicado momento por el que estoy pasando en mi trabajo, de su viaje por Argentina y Chile durante 2 meses,...
Curiosamente, cuando me despedí de él, tuve la extraña sensacion de haberme vaciado, como un desahogo. Hacía tanto tiempo que no tenía conversaciones de este tipo con alguien que casi se me había olvidado mi propia opinión de las cosas. Olvidé que me encanta cuando me empiezan preguntando "¿tú qué opinas de...".
Pienso que yo soy mi opinión del mundo, opino que la ropa que mejor me sienta es la que llevo, como también opino que los mejores libros son los que he leído, leo y leere, que la música que oigo es la más bonita, etc...
Como dijo una amiga "bloguera" y cito textualmente: Para llegar a la real igualdad hay que reconocer que existen diferencias y al abarcar esas diferencias lograremos políticas de equidad y más importante cambios culturales de reconocimiento mutuo por ser los mismos sujetos de derecho.
Le dedico esta entrada al pueblo iraní, que está pasando como muchos otros países, por unos momentos difíciles.

2 comentarios:

Kariz dijo...

:)

besitos muchos

aroma dijo...

Es entrañable poder conversar con un gran amigo de todo...me hace gracia el titulo de tu post porque cuando hablo con mi amigo Jota o nos llamamos por telefono aprovechando la tarifa plana para bla bla bla solemos decir...alé vamos a arreglar el mundo..casualidad ;) un abrazo