jueves, 11 de junio de 2009

Payasos


Este lunes he estado en Barcelona. A eso de las 8 de la tarde me encontraba en el asiento trasero de un coche parado en un semaforo. De repente observo como un par de payasos (payaso y payasa) autenticos, con sus narices rojas, pelucas de colores, bombines, zapatos inmensos y pantalones de colores chillones con tirantes, corren por la acera para cruzar por el paso de peatones mientras el semaforo estaba en rojo .
La payasa termina de cruzar la calle, pero el payaso debio de darse cuenta de algo que no le gustaba en el coche que se encontraba en el sentido contrario, se trataba de un hombre enchaquetado, gordo, calvo, hablando por el movil y sobre todo serio. Eso lo tenia que arreglar el, para eso estaba el. Paro en seco justo delante del coche y empezo a bailar saltando de un pie a otro, mientras sacaba tres o cuatro naranjas de una bolsa y las tiro al aire para hacer el tipico numerito. Todas se le cayeron al suelo a la primera. El señor del coche paso de estar serio a sorprendido y de sorprendido a soltar una carcajada. Debio de gustarle mucho porque le levante el pulgar en señal de "buen rollo". El payaso con el semaforo ya en verde le saludo con el bombin y termino de cruzar.

Al dia siguiente en el avion de vuelta, lei en una revista un pequeño articulo sobre un "payaso sin fronteras" italiano. Contaba anecdotas que le ocurrieron mientras se encontraba con los damnificados por el grave terremoto registrado en el centro de Italia hace unos meses. Se me ponian los pelos de punta. Cuando llego a la zona de acampada de los damnificados, le costo "hacer su trabajo" hasta que se acerco a una anciana de noventa y tantos años. Al cabo de media hora estaban cantando canciones super antiguas a "grito pelao", los que se encontraban alrededor se reian y se unian al cante. Aquello debio de ser increible.

Al que no haya visto Patch Adams se la recomiendo fervientemente. Vera la bonita historia de un payaso, que relata un hecho real.

No solo me encantan los payasos sino que odio cuando la gente utiliza "payaso" como insulto.

3 comentarios:

Kariz dijo...

Me encantó!
Aunque no todos los payasos sean tan dedicados como el que tu viste, seguramente él encontró su sentido de vida en traer devuelta a la tierra la gente que está en el delirio del personaje moderno, enajenado que no tiene tiempo para reirse, paradójicamente ese es el delirio y estar con los pies en la tierra es ver "the big picture," conectarse con el otro y acordarse de lo que importa en esta vida.

El orígen del personaje del payaso es muy interesante. En la comedia italiana era una especie de bufón al que le llamaban pagliaccio porque su vestimenta estaba hecha de la tela que se usaba para recubrir colchones de paja. En francia le decían paillasse q significa bolsa de paja. Mmm que interesante. Es como si adentro no hubiera más q paja en un payaso... Bueno, lo que realmente quería decir era que antes de que existieran los manicomios, se convivía con la locura y muchos enfermos eran bufones. Tenían un rol. Y los locos a su vez se dice que denuncian la realidad. Un esquizofrénico desde la antipsiquiatría es un joven que no soportó más las incoherencias de la vida, de las relaciones etc.
Un payaso quizás haga mucho más que alegrar a la gente...
Mmmm pero paja... paja paja...
No sabía que existían payasos sin fronteras. Lo encuentro espectacular! Waaaaaaaauuuuuu
Ahora mismo me voy a googoliar!
Gracias por tu post!
Interesantísimo!
Javierelobservador...
Esperaré tu próxima observación

A. dijo...

Tienes razón al enfadarte cuando alguien usa payaso como insulto, pues está visto que no hacen, digamos, nada más que el bien

Patch Adams me encanta. Yo también la recomiendo.

Un saludo.

David Orell dijo...

Hola!!!! buscando fotografías he llegado a tu blog y obviamente he leído el artículo y qué decir que me ha gustado mucho.
Yo estoy preparando una entrada para hoy sobre algo similar que te invito a leer cuando quieras donde (si no hay problema) aparece la misma fotografía.
Un saludo!!