viernes, 10 de julio de 2009

Ahora mismo


Esta entrada no tiene otro fin que relatar el momento que me engloba.
Hace un par de semanas comenté que me quedé sin televisor ( se estropeó) y ahora tengo uno prestado, y la verdad es que las noches vividas con mi "no televisor" me han debido de enganchar porque desde que he llegado de Madrid aún no lo he encendido. Escucho mi música y eso me llena, tanto que cuando hay silencio, mi cabeza no deja de deleiltarme con estribillos pegadizos.
Una botella de vino hace que el momento pase de ser bueno a muy bueno, y una pizza hecha por mi a "noche única con uno mismo".
Canto canciones de Vetusta Morla, Zahara y Ximena Sariñana, mientras se enfría una cuña de pizza en una mano, y en la otra mantengo una copa de vino que baila el culillo de vino con mi suave baile.
Soy una persona que siempre necesita estar rodeado de gente, de tener alguien a quien contarle anécdotas estúpidas o hacerle preguntas de la vida y lo cotidiano. Pero ahora mismo, me encuentro solo, y para estar agusto no necesito a nadie.

Lo mejor de todo (y esto lo digo mientras suena de fondo los Beatles) es que me da la impresión de que soy feliz, y digo "creo" porque no hay nada que me haga sentir lo contrario, permitidme que borre lo anterior... lo mejor de todo es que soy feliz y me encantaría que todo aquel que lea esto sienta lo mismo.

10 comentarios:

Kariz dijo...

Javier que rico leerte y leer que estás tan bien!
Eso si, me pregunto que función cumplirá escribir en este blog para ti, asi como una especie de relatarte a ti mismo que te las vales por ti sólo. Es bonito.

Javier dijo...

Es algo así como una terapia. Ya he dicho en alguna ocasión que necesito estar rodeado de gente, pero me gusta ver que cuando no es así, también me lo paso bien conmigo mismo. Gracias por leerme, me gusta.

Drea dijo...

Me ha encantado tu entrada. Me siento identificada en lo de no ver la tele y ser feliz, en lo de ser feliz estando sola, a pesar de ser muy sociable... Y sobre todo, adoro que la gente diga, con sinceridad, que es feliz.

Purple Spin. dijo...

Un tiempo a solas es algo bueno en las dosis que uno necesite. Creo que de cierto modo nos ayuda a ponernos un poquito más en prioridad sobre otras cosas que podamos tener en mente o que nos corrompan la cabeza directa o indirectamente.

Un saludo.

A. dijo...

Me ha hecho gracia lo de "el momento que me engloba". Ya te imagino enburbujado con tu trozo de pizza en una mano y la copa de vino en la otra :)

No deberias pensar si eres feliz o no porque haya algo que no te permita disfrutar un momento en paz. Pero como has dicho que te permitamos borrarlo, lo dejaré. Sé feliz (es una orden jejeje).

Un saludo.

Clara dijo...

Son tan bonitas estas ocasiones en que las pequeñas cosas nos hacen disfrutar y deleitarnos con la grandeza tan inmensa de la vida...o ese "momento que te engloba" como la llamas tú.
Pero lo más sorprendente es lo poderoso de esos momentos...verdad que te queda el regustillo casi eufórico por dentro durante mucho tiempo?
Ha sido un placer leerte, amigo.

sabejal dijo...

me alegro por tu momento zen particular :)
yo estoy en la lección "dónde estoy, hacia dónde voy", la de "aprende a estar contigo mismo" la tengo que revisar de vez en cuando también...

Sailor© dijo...

SI es verdad pareces feliz y cuando te leo "siento" que eres feliz...
Tus líneas reflejan en parte como me siento, tan bien con tantos momentos... pero creo que lo unico que te copiaría ser más cenas deliciosas con una copa de vino...

abrazos!

* Me gusta visitarte...

Javier dijo...

Clara, tu...eres Ana verdad? ¡Clara y los cuadernos de anotar la vida!

Javier dijo...

Sabejal, me alegra verte por aquí, de verad. Bienvenida.