miércoles, 6 de mayo de 2009

¿Cuánto vale tu tiempo?

Resulta que todos tenemos una "lifeline", dicen que la duración de tu vida la puedes ver en tu propia mano. Mi inspiración para esta "entrada" nace de la canción de Ben Harper, que se llama igual.
Uno no se da cuenta de que está viviendo hasta que pasa algo malo en su entorno, y parece ser que la intensidad de ésto es proporcional al daño recibido. Por ejemplo, una persona que pierde a un ser querido de forma inesperada, le sirve de "lección" (si se puede decir así), para darse cuenta de que "la vida son dos días y uno está lloviendo" como decía uno; y empieza a afrontar la vida de otra manera, aprovecha más el tiempo libre y los momentos con la gente de su entorno.
Yo por ejemplo, ni me planteo estar hasta el momento de jubilarme trabajando de sol a sol literalmente hablando. Pienso que hay cosas mucho más importantes que el dinero. Porque... ¿cuánto vale tu tiempo? Cuando voy a la oficina después de comer, tengo que ir por el paseo marítimo, y veo a la gente en la playa, paseando al perro, tomandose un helado o una cerveza en una terraza mientras se ríen. Todo se resume a "calidad de vida". Cambias unas cosas por otras. Pero como todo tiene un término medio, y llega un momento en que no tienes porqué seguir cambiando tu tiempo por dinero, ya no hace falta más, porque tienes dinero suficiente para tus necesidades y caprichos.
Tu lifeline se acaba, y eso no lo puedes cambiar por mucho dinero que tengas, no puedes rebobinar tu vida. Lo más que puedes hacer es disfrutar cada momento y no dejar para mañana lo que puedes hacer hoy. Simplemente disfruta tu vida.

4 comentarios:

aroma dijo...

Es cierto lo que dices,muchas veces no nos damos cuenta y no valoramos la vida ni esos pequeños detalles que la hacen grande...Además de esa linea en tu mano la linea de la vida está la linea de la personalidad,la del destino,la del amor..hay tantas y tantas lineas,,,solo falta fijarse y disfrutarlas.... Me gusta tu blog,lo que escribes...Un saludo

Javier dijo...

Muchas gracias aroma, creo q nuestros blogs muchas veces se cruzan coincidiendo en puntos de vista.

pequeña extraterrestre dijo...

Cada uno pone un precio a su tiempo. Un valor añadido. Y, aunque, la línea de mi mano izquierda me diga que voy a vivir mucho, no pienso volver a trabajar de sol a sol (como tú bien dices).

Javier dijo...

Algún día hablare de la gente q trabaja para vivir y los q viven para trabajar. Puedo q ese día sea hoy mismo.